•   LONDRES  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El príncipe Guillermo y su prometida Kate Middleton acudieron hoy a la abadía de Westminster para ensayar seguramente por última vez la ceremonia de su boda, que se celebrará el próximo viernes en ese templo, situado en el centro de Londres.

Participaron en la prueba los padres de la novia, Michael y Carole Middleton, quienes se alojarán durante los próximos tres días en el lujoso hotel Goring de Londres, de donde saldrá Kate para dirigirse a la abadía el 29 de abril.

También estuvo presente su hermana, Philippa, que será la dama de honor, y su hermano James.

Por parte del novio, participó en el ensayo el príncipe Enrique, que será el padrino del novio.

También interpretaron su papel todas las autoridades religiosas que oficiarán la ceremonia del viernes, entre ellos el arzobispo de Canterbury y primado de la Iglesia anglicana, Rowan Williams, quien casará a la pareja, y el reverendo Richard Chartres, encargado de dirigirse a la congregación.

Los novios y sus familiares han participado en ensayos anteriormente, pero ésta es la primera vez que lo hacen en la propia abadía, que está siendo decorada para la ocasión con árboles y flores especialmente seleccionados.

A menos de dos días para el gran momento, aumenta en Londres el ambiente nupcial, con multitud de periodistas tomando posiciones y decenas de personas acampadas a las puertas de la abadía para asegurarse una buena posición el día de la boda.