•   LONDRES  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El príncipe Guillermo y su ahora ya esposa, Kate Middleton, sellaron públicamente este viernes con un beso su matrimonio en el balcón del palacio de Buckingham, ante cientos de miles de admiradores.

Los recién casados se besaron breve y castamente por iniciativa de Guillermo, que siguió la tradición inaugurada por sus padres tras su boda en 1981 en el balcón engalanado en colores rojo y oro para la ocasión.

La salida de los recién casados al balcón, desde donde contemplaron un breve desfile aéreo, cerró la parte pública de la ceremonia de la boda.

Los flamantes duques de Cambridge debían unirse a continuación a los 650 invitados al convite ofrecido por la reina Isabel, antes de irse a descansar un poco y a prepararse para la cena de la noche, a la que asistirán sus 300 familiares y amigos más allegados.