•  |
  •  |

Calle 13 es un proyecto musical único y así lo ha demostrado, afirmó su líder René Pérez Joglar, quien aseguró que ya abrieron su camino de identidad.

“En un principio nos desesperamos porque nos sentimos incomprendidos, y a ratos fue un proceso difícil que tomó tiempo porque parecía remar contracorriente”, señaló.

En entrevista, Pérez o Residente como se hace llamar, afirmó que han sido cinco años de carrera de grandes satisfacciones, aunque a ratos había impotencia.

“En nuestra propuesta musical hay mucha experimentación y a veces damos un tipo de mensaje que desarrolla discusiones que son buenas y que no todo mundo va a estar de acuerdo”, anotó.

“Cuando empezamos, no nos sabían ubicar y nos ponían en el rock o en el reggaeton, pero ya con el tiempo han visto que somos más que un grupo de rock y urbano”, indicó.

“Pero la más grande satisfacción, es que aunque al principio fue difícil, al final ha resultado porque nos abrimos camino y ahora somos algo único”, insistió.

Cuando se le recordó que hace unos meses José Feliciano criticó al género del reggaeton de que ninguno cantaba, señaló “en estos momentos ya el tener una gran voz no es garantía”.

“Podrías tener una gran voz pero nada de propuesta musical, así que en estos tiempos es como un todo con temas, arreglos y voz, si se quiere sobresalir”, agregó.

Calle 13 se ha mantenido en una intensa gira de conciertos por Latinoamérica y ciudades de Estados Unidos, como Nueva York, Chicago, Dallas y Washington, para cerrar el 28 de mayo en Las Vegas.

Posteriormente, iniciará una gira de 20 conciertos en Europa. “En España tenemos mucho público que nos sigue y es de gran satisfacción la respuesta que hemos tenido allá”, resaltó.

El creador de éxitos como Atrévete te te y El baile de los pobres, consideró que en la actualidad la industria de la música pasa una severa crisis de un vacío en propuestas.

“No sólo es un género, es en todos lo mismo que en el pop, en el rock y no se diga en el reggaeton, es una cuestión general que habla de un vacío”, comentó.

“Las propuestas que estoy escuchando muestran que hay miedo y una necesidad de vender música, que lo que ha hecho es quitarle creatividad a la música”, dijo.

Pérez indicó que en el pasado Festival de Viña del Mar Calle 13 no aceptó ningún premio. “Porque quisimos quitar eso de que los premios están por encima del arte”.

“Lo que queremos hacer es buena música y que esta sea creativa y en eso creo que lo estamos logrando”, insistió el compositor de Calma pueblo, No hay nadie como tú y Fiesta de locos.

Manifestó que con el paso de los años estará satisfecho en que la música de Calle 13 pudo contribuir al desarrollo de los seres humanos y a un mejor mundo.

“Si de algún modo mi música ayuda a que mejoren o a que los jóvenes se interesen por estar mejor educados me sentiría un ganador”, dijo quien en contraste promueve Vamo a portarnos mal.

Ritmosonlatino.com