•  |
  •  |

Más de 300 cuentos procedentes de Nicaragua,  Guatemala, Honduras, El Salvador y Costa Rica, fueron el resultado de la convocatoria al  segundo concurso de Cuentos Contra el Hambre, lanzada el 28 de marzo, con fecha límite 13 de mayo, según informó la organización Acción Contra el Hambre, a través del Departamento de Relaciones Públicas de la organización.
La convocatoria fue calificada “de todo un éxito” por la respuesta obtenida. Según palabras del escritor y editor nicaragüense Ulises Juárez,  “recibir 300 cuentos sólo para Centroamérica puede considerarse un éxito, y más cuando es en un tema sensible como el combate del hambre”.
Entre los logros suman la diversidad de participantes, ya que lograron involucrar no solo a escritores, sino también a estudiantes, comunitarios, gente de los barrios, profesionales en distintas áreas, amas de casa, jóvenes, adultos, niños y ancianos.
Ahora le toca al jurado la ardua tarea de leer y releer los 300 cuentos que llegaron al correo electrónico de Acción Contra el Hambre para definir los tres mejores. Los seleccionados recibirán mil, 750 y 500 dólares, correspondientes al primero, segundo y tercer lugar respectivamente.
El objetivo de esta convocatoria ha sido poder llegar a un mayor número de personas a través de la publicación de un libro con los cuentos ganadores, varios con mención especial y donados por escritores consagrados y comprometidos con la causa como Sergio Ramírez, Claribel Alegría, Enrique Jaramillo, Ricardo Lindo, Méndez Vives y Gioconda Belli. La ilustración del libro será donada por el reconocido pintor nicaragüense Augusto Silva.
Según la organización, el aporte de esta calidad de intelectuales será una magnífica herramienta para  divulgar  masivamente el mensaje de la lucha contra el hambre, y así  lograr sensibilizar y llegar al corazón de la sociedad.
“El reconocimiento por parte de la sociedad civil respecto al tema del hambre es un primer paso a la lucha. El hambre está en gran parte invisibilizada tanto por los tomadores de decisiones como por las personas que la sufren y la sociedad que la permite. Escribir y  pensar sobre el hambre contribuye a crear conciencia social, tanto en quien escribe como en quien lo lee. Sensibilizar, crear conciencia, proponer soluciones y actuar en la lucha contra el hambre es uno de los principales objetivos y sentido del Concurso de Cuentos Contra el Hambre. Sólo conociendo los problemas podemos reflexionar, tomar conciencia y buscar soluciones colectivas e individuales”, expresaron los organizadores.