•  |
  •  |

Atrás dejaron el olor a hospital y el dolor que les puede causar una quemadura, entre otros problemas de salud por los que atraviesan estos niños. Durante un par de horas se distrajeron conociendo el Zoológico Nacional, la fauna que alberga y que en su mayoría desconocían y las características de esos animales, enumeradas por guías que con paciencia se encargaba de capturar su atención haciéndoles preguntas que los niños competían por responder.

Iniciaron viendo aves, pero a medida que avanzaban el recorrido se maravillaban más con las especies que conocían. A Allisson le encantaron las mariposas porque, según ella, la hacían sentir dentro de un mundo mágico. Mientras Zabdiel se impresionó con los cocodrilos y las tortugas. Ocultar ese rostro maravillado con la primera impresión les fue imposible.

De acuerdo a la psicóloga de la Asociación Pro Niños Quemados, Aproquen, Tatiana Castillo, este tipo de actividades lúdicas, forman parte del tratamiento de rehabilitación sicológica y terapia que le brindan a los pecientitos, por ser muy positiva para su desarrollo cognitivo y recuperación. A través de actividades como ésta, los niños no sólo se recrean y socializan entre ellos, sino que se desconectan del dolor, mientras aprenden algo nuevo. En este caso, tuvieron la oportunidad de ver animales que no observan en su vida cotidiana. A su vez, les sirve de terapia a los papas que viven en silencio el dolor de sus hijos.

A esta mañana en el Zoológico Nacional, asistieron cien niños, no mayores de ocho años, pacientes de la unidad de quemados de Aproquen, en su mayoría niños quemados, niños con problemas de paladar hendido, entre otros.

Los actores intelectuales de esta actividad fueron los “Amigos de Aproquen”, quienes desde 2010 colaboran voluntariamente con la causa, organizando este tipo de actividades recreativas para los niños. Además de organizar campañas para recaudar fondos.

De acuerdo a Rudy Espinoza, Presidente de la organización “Amigos de Aproquen” ellos planifican varios eventos recreativos para el resto del año. Se apoyan de colaboradores que se hacen cómplices de manera gratuita y desinteresada.  La mañana en el Zoológico Nacional se realizó ayer sábado.