•  |
  •  |

Cerró sus ojos el viernes al caer el crepúsculo, pero será hasta hoy domingo que le den el último adiós a la “leona de tiempo completo”, Doña María Elsa Godoy de Mejía, madre de Carlos y de Luis Enrique Mejía Godoy, quien tras batallar contra un tumor canceroso, en el Hospital Militar Escuela “Alejandro Dávila Bolaños” se rindió a la muerte.

Ayer sábado, la familia rindió un emotivo tributo a la matriarca en la Funeraria Sierras de Paz, rodeado de familiares y amigos. La comunidad artística no fue la excepción, entre ellos Otto de la Rocha y el director del Teatro Nacional Rubén Darío, Ramón Rodríguez, acudieron hasta el sitio donde se realizaban las honras fúnebres a darles el pésame.

Tras una misa de cuerpo presente, los hermanos Mejía compartieron anécdotas y acompañados de violín, interpretaron piezas de la misa campesina. Carlos Mejía dijo que fue a su madre, la primera mujer a quien le susurró al oído el tema “Leona de tiempo completo” con el que le rindió homenaje. Mientras Luis Enrique Mejía Godoy interpretó un “Ave María Solemne”, que hizo estremecer los corazones de los presentes.

El príncipe de la salsa, Luis Enrique Mejía, al conocer la noticia no dudó en abordar un avión para ser parte del último adiós. Durante ese oficio fúnebre, el clan Mejía dejó su alma al aire entre pieza y pieza, hasta cerrar con broche de oro con “Nicaragua nicaragüita”, tema que acompañaron a corear los presentes.

Posteriormente familiares y amigos se trasladaron en caravana hacia la ciudad de Somoto, donde el pueblo acudió a dar el pésame a la familia.

A las nueve de la mañana de hoy realizarán una misa en la Iglesia Catedral y luego procederán a darle cristiana sepultura en el cementerio del pueblo, junto a su esposo, Carlos Alberto Mejía Fajardo, quien falleció en 1978… y “A los pies de las montañas que las vieron nacer”, como expresó el príncipe de la salsa.