•  |
  •  |

Alexander Jara: “Hasta amarrarme los zapatos me costaba”… Él le declaró la guerra a la obesidad y se convirtió en un ejemplo al perder 84 libras en menos de cuatro meses combinando ejercicios y dieta sin sacrificios. Ahora nos cuenta su historia.

Su historia no es diferente a la de cualquier persona con sobrepeso, la diferencia la marca el desenlace feliz que le dio Alexander Antonio Jara, de 26 años, quien llegó a pesar 268 libras, 84 más de las que tiene hoy.

Detallitos como el amarrarse los zapatos le complicaba la vida. Entre sus anécdotas de gordito cuenta que en un restaurante quebró una silla de plástico, y en los buses no podía evadir las miradas de discriminación que se clavaban en él... y puede continuar enumerando situaciones incomodas que le provocaban esas libras de más, pero prefiere dejarlas en el pasado y celebrar el triunfo como ganador del concurso “Perdiendo y ganando”.

¡Sí se puede! Declara muy convencido Alexander, quien luego de casi cuatro meses batallando contra la obesidad, combinando dieta y ejercicios,  logró perder el 32% de su peso en libras y restar diez tallas a su figura. Si cuenta en pesos y centavos ese logro,  el resultado le da dos mil dólares, premio en efectivo que obtuvo como ganador del concurso que promueve el programa “Salud, Misión y Visión” que se transmite por canal 8.

Sin embargo, nada paga el placer de poder amarrarse los cordones de los zapatos, verse al espejo luciendo bien y la satisfacción de haber mejorado su salud, rendir más en el trabajo y sacarle el jugo a sus días gracias a su nueva condición física.

“Casi me muero”
“No fue fácil” narra Jara, quien se animó a entrar al concurso, luego de haberse desmayado en horas laborables como consecuencia de un preinfarto. El médico que lo atendió le advirtió que su salud tenía deterioro a causa de la obesidad, noticia que detonó su lucha.

Fue así como se despojó de pena, y se aventuró a aprovechar la oportunidad que anunciaba dicho programa, en función de su apuesta personal. Al inicio sintió la debilidad de pecar y romper la dieta, pero optó por demostrarle a su estomago que sí podía.

Los resultados de la primera semana de esfuerzo le motivaron a continuar, había perdido 11 libras que le servían de estimulo semana a semana batallando contra la ansiedad y la tentación.

Alexander confiesa que antes de de poner su barba en remojo, comía hasta seis veces y se tomaba más de dos litros de gaseosa. Ahora siente que puede seguir solo, pues la dieta no fue más que un cambio a sus hábitos alimentarios.

Alexander Jara, quien para nuestra sorpresa resultó ser trabajador de EL NUEVO DIARIO, atribuye su éxito a la voluntad, perseverancia, apoyo de la familia y la combinación de la dieta y ejercicios que fueron sometidos.

La fórmula del éxito

Los participante de Perdiendo y Ganando, fueron sometidos a una dieta cetogénica más ejercicios. Ese es el secreto de perder entre 10 y 20 libras en una semana.

Entraron 11 concursantes y quedaron cinco, de los cuales Alexander resultó ganador. El premio fue dinero en efectivo. Ahora entran a una nueva competencia por una cirugía estética.

El éxito de la dieta radica en consumir alimentos que den energía y quiten el hambre como las carnes y otras fuentes de proteínas. Aquí la principal fuente de energía no es en sí la comida, sino  la grasa, por eso pierden la sensación del hambre.

A ellos se les dio una lista que contenía lo que pueden o no comer. Ellos eligen qué ingerir y qué no de esa lista, al igual que las cantidades. De esa elección depende el éxito. En esta dieta no eran permitidos los carbohidratos, frutas,  lácteos.