•  |
  •  |

Con la designación de un comité y el montaje de los primeros conciertos a partir del mes de agosto, en los que participarán unas 10 bandas nacionales, despegaron los preparativos para llevar a cabo en marzo del próximo año el V Festival Internacional de Jazz.

Ramais Das, el primer sacerdote Hare Krishna de Nicaragua, organizador del evento, dijo que la quinta edición del evento será dedicado a la memoria del guitarrista leonés Edmundo Guerrero.

El festival, que será los días 7, 8, 9 y 10 de marzo de 2012, tendrá una de sus presentaciones en la ciudad de León, “ya que el jazz es un gran regalo que Dios da: al músico le sirve de medio para expresar sus profundos sentimientos y al oyente le despierta la conciencia”.

Aclaró que estos festivales se vienen realizando en Nicaragua “sin fines de lucro con un plan educativo y los grupos internacionales que vienen a estas actividades además de ofrecer sus conciertos (sin cobrar un solo centavo), dan “clínicas” (clases) gratuitas a los músicos nacionales”.

Sobre el “fogueo” para esta nueva edición del festival dijo que están “organizando una serie de grupos nacionales que podrían despegar el próximo 20 de agosto con una presentación en “Angels & Demons” (lo que antes fue La Hora del Taco).

Uno de los grupos que tocará en ese concierto se llama H2O, que interpreta jazz contemporáneo y latin funk. Lo integran Bayardo Noguera en el bajo; Enmanuel Cruz en el piano; Ezequiel Cuadra en la batería y Kervin Rodríguez en el saxofón y flauta.

“Se llevarán a cabo varios conciertos como antesala para llegar al cierre del festival y son para que la gente llegue a divertirse, escuchar música, además que para esta ocasión lo vamos a combinar con exposiciones de pinturas y literatura”, manifestó. Cada presentación será de cinco horas de música.

Jazz comienza a penetrar en la población
Ramais dijo que la cultura del jazz ha comenzado a tomar fuerza en los nicaragüenses de diversas edades y puso como ejemplo los resultados que tuvo la IV edición del Festival cuyo  cierre fue en la Alianza Francesa, donde hubo un lleno completo de personas que no son músicos.

“En todos los lugares donde se presentaron grupos internacionales y nacionales fue un lleno total, incluyendo el Teatro Rubén Darío”, dijo Ramais. Cabe señalar que el festival se desarrollo en Managua y en ciudades del interior del país, como Masaya, en el Mercado de las Artesanías.

Estos festivales también han venido a provocar el interés de músicos jóvenes por aprender a tocar jazz. Las “clínicas” que montaron los músicos extranjeros se llevaron a cabo en Banshach. Los requisitos para que las bandas nacionales participen en el festival son que tienen que interpretar música propia y no ‘cover’ y que incluyan al menos un tema nacional con arreglos propios y no copiados.

“Por eso estos festivales son interesantes porque uno se da cuenta de la gran cantidad de músicos que están haciendo algo propio”, dijo el organizador. El primer evento que se llevó a cabo en Nicaragua fue dedicado a Charlys Robb.

En el IV festival participaron 8 bandas nacionales y 4 internacionales, y para la nueva edición “ya tenemos inscritas 10 bandas locales”.