•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El cantante Don Omar reúne sus dos grandes pasiones, la música y las carreras de autos, en un evento con el que recorrerá varias ciudades de EU en el que además de cantar demostrará su habilidad como piloto en las pistas.

"Dragmanía", del que además es productor junto a Fans & Company, reunirá artistas de diversos géneros como los salseros Víctor Manuelle y Tito Rojas, los merengueros Hermanos Rosario y Sergio Vargas y los reguetoneros Zion, Lennox y Syko.

En el evento, que estaba previsto para mañana en el Old Bridge Raceway Park en Englishtown en Nueva Jersey y fue pospuesto para el próximo 3 de septiembre por el paso de "Irene", se esperan al menos 20 equipos de carreras de diversos puntos de este país, Puerto Rico y la República Dominicana, que competirán en seis categorías.

"Soy fanático de la aceleración desde bien joven. Mi papá y mi abuelo eran mecánicos, mi tío es mecánico de aviación, así que siempre tuve contacto con autos y motores desde pequeño", dijo a Efe el cantante, que hace un año obtuvo la licencia de piloto de la National Hot Rod Association (NHRA) y participará con su equipo H.A.R.T (Hasta Abajo Racing Team).

No descarta en el futuro volar su propio helicóptero pero por ahora "disfruto de un sueño de mi familia del 'drag racing'", dijo al referirse a la disciplina de automovilismo y motociclismo en la que dos coches o motocicletas compiten en una pista recta, acelerando desde el reposo para llegar a la meta antes que el rival.

Su pasión por los coches le ha llevado a tener una colección de unos diez automóviles, entre los que destacan marcas como Bentley, Porshe, una camioneta de 1951 "en excelentes condiciones" y hasta un Ford Willy de 1941, que mantiene en sus residencias de Puerto Rico y Nueva Jersey.

Don Omar, cuyo tema "Danza Kuduro" de su disco "Meet The Orphans" se mantuvo 19 semanas consecutivas en el primer lugar de la lista Hot Latin Song de la revista Billboard, y es el más vendido del año en iTunes, recordó que primero canalizó su pasión por la velocidad con las motocicletas, que le llevaron a sufrir cinco accidentes.

El más reciente de ellos en marzo de 2010 del que resultó con la mandíbula dislocada y fractura en los dos hombros.

"Tengo 16 tornillos en la rodilla izquierda", dijo al recordar la gravedad de los accidentes que ha sufrido para agregar que "a los 33 años me he caído lo suficiente y tengo los golpes suficientes como para decirle no a las motos".

Sin embargo, como piloto certificado continuará desafiando la velocidad en las competencias de la NHRA como hará la próxima semana en el inicio de la gira.

En su primera carrera, tras obtener la licencia de la NHRA, alcanzó las 194 millas en siete segundos, la que espera elevar a 200 millas en seis segundos de competición en un coche hecho a su medida, indicó.

Explicó que los coches son hechos tomando en consideración el peso del piloto y agregó que ha invertido en el suyo más de 70.000 dólares.

Asimismo, reveló que siente la misma pasión detrás de un volante que cuando está en un escenario.

"Siento que es un momento idéntico a cuando estoy cantando, la misma adrenalina. Soy de esos seres humanos que me gusta tener control de mi vida, necesito tener ese control porque (de lo contrario) puedo lastimarme. Los accidentes que he tenido no los provoqué yo", afirmó.

Destacó que este tipo de carreras es una pasión en el que sus seguidores invierten 1.413 millones de dólares al año, que compara con la pasión de los amantes de las motos Harley-Davidson.

"Dragmanía" visitará además, con otros artistas, Florida, Texas, Tennessee, Filadelfia, Virginia y Puerto Rico.

En la agenda del artista figura además llevar su gira "Meet The Orphans" a Latinoamérica, la que comenzará en septiembre en México, al que seguirá Venezuela, Colombia, Chile, Uruguay, Argentina y Perú, tras completar exitosas presentaciones en nueve ciudades de Europa que reunieron unos 50.000 fanáticos.