•  |
  •  |

El concurso de la India bonita de Monimbó es uno de los más importantes de la Ciudad de las Flores por ser un certamen diferente a los otros. Sus características propias como la utilización de adornos hechos a base de semillas, combinados con aretes de oro y el requisito principal, unas candidatas bellas al  natural, sin una pizca de maquillaje, lo hacen cada vez más interesante, peculiar y sobre todo tradicional.

El principal objetivo de la realización de este evento es rescatar y dar a conocer la cultura y costumbres autóctonas del barrio indígena y a su vez, representar a Monimbó en las distintas actividades de Masaya. “La India Bonita de Monimbó tiene la misma categoría que la Reina de las Fiestas Patronales y que la India Bonita de Masaya, pero se diferencian en su fundamento de mantener vivos los elementos folclóricos y el sincretismo religioso”, como expresó Eveling Montoya, Directora de Relaciones con la comunidad de la Alcaldía de Masaya.

El primer evento fue realizado en 1986, cuando Carlos Centeno, fundador del concurso, decidió empezar este proyecto sin fines de lucro, al observar que las candidatas provenientes de Monimbó obtenían la corona de la India Bonita de Masaya, lo cual ocasionaba polémica entre los distintos barrios del municipio.

Dos títulos similares y a la vez  antagónicos 

*India bonita de Masaya

En 1959 a Lucrecia Fernández (q.e.p.d.), integrante del grupo Rotario de Masaya, le surge la idea de realizar la India bonita de Masaya, para que la ciudad fuera representada no solo por la reina de las fiestas patronales, sino por una joven que se identificara con los rasgos aborígenes.

Leopolda Palacios, una india agraciada y empleada de Lucrecia,  fue elegida como la primera India Bonita de Masaya, y a partir de entonces todos los años se organiza dicho concurso, donde las indias deben ganarse la aceptación del pueblo. “En sus inicios ganaba la que tiraba más caramelos y recibía más aplausos, pero a medida que avanzó el tiempo se integraron como requisitos la forma de vestir y de bailar”, expresó Teófilo Calero López, profesor de danza folclórica.

*India Bonita de Monimbó

Cada candidata a India Bonita de Monimbó es acompañada por un muchacho, al quien tradicionalmente se le llama “El Viejo”; sin embargo, las jóvenes son las que protagonizan este evento. “El papel del viejo es la representación de la unión familiar, la dicotomía entre mujer y hombre, es la imagen del trato tradicional hacia al hombre”, dijo Alfredo Dávila, periodista y folclorista del barrio de Monimbó.

Entre los requisitos para participar son tener entre 15 y 25 años, soltera y sin hijos, conocimiento de tradiciones monimboceñas y de danzas folclóricas apegadas a la cultura indígena. Además, presentar las características físicas propias de la región, como ser de tez morena, ojos oscuros, cabello negro, estatura promedio, entre otras.

Las peculiaridades del concurso

Las doce participantes de este año, deben mostrar el día del evento dominio del escenario y del tema abordado, el cual es representado por un cuadro dramatizado, donde se expone aspectos específicos de la vida indígena en la época de los años cincuenta. Asimismo, tiene que lucir el tradicional güipil sin trencillas acompañado de un rebozo negro, un collar hecho de semilla de ojo de buey, aretes de oro, caites y sin olvidar la aplicación de un perfume elaborado por las ancianas del barrio de Monimbó.

Una característica peculiar, es que el traje utilizado por las candidatas es previamente planchado a la antigua, es decir, con plancha calentada en brasas, detalle que es tomado en cuenta por el jurado, además, la pieza folclórica de apertura siempre es “La Danza Negra”, considerada el himno de Monimbó.

Tradicional Corona

El principal premio del concurso es la tradicional corona, la cual consta de flores silvestres propias de Monimbó como reseda, sacuanjoche, ramalila, liriotropo, albahaca, güirrique, entre otras.  “Tiene un valor histórico- cultural porque se hace acá (Monimbó)”,  expresó Carlos Centeno, fundador y folclorista del certamen.

Aparte de la corona, los bailes “juegan” un papel importante, porque cada concursante debe saber bailar las piezas folclóricas que el jurado les indique como “El jarabe Chichón”, “Mate Amargo”, “El Centavo Chato”, “La Vieja Pancha”, “Los Novios”, “La Rumba del Ciego”, entre otras.

El día de la elección

Este 10 de septiembre se realizará la elección de la India Bonita de Monimbó en la pista Isabel Gaitán, ubicada en este mismo barrio, a partir de las seis de la tarde con un valor de entrada de 20 córdobas.