• |
  • |

Estresado pero contento encontramos al pícaro cantor nicaragüense Carlos Mejía Godoy, quien se prepara con toda su artillería para reestrenar (el estreno fue el año pasado), lo que él mismo ha bautizado como Mural Sonoro.

Según sus palabras, estos días previos al evento han sido apasionantes, pero difíciles. “Sucede que desde principios de este año me plantée un doble reto: volver a montar el MURAL, pero con un disco en la calle, tal como lo he soñado”, afirmó el artista a VARIEDADES.

Basados en esto, indagamos si ese disco fue concebido, pero “qué va”, nos confesó apesarado, “tal vez fue demasiado optimista porque confié en que los patrocinios iban a ir fluyendo, pero al acercarse el mes de agosto y cuando se agotaron las reservas, me dije: voy a suspender el disco, para no arriesgar el espectáculo”, consideró en su momento.

Pero eso sí, el alegre cantautor creador de la Misa Campesina, logró grabar un poco más de la mitad de la obra y empezó a trabajar “con todos los fierros” en la puesta en escena de este Mural Sonoro.

¿Qué es el Mural Sonoro?
Esta obra de Carlos Mejía se compone de veinte temas completamente inéditos, entonados a la par de la Camerata Bach con músicos invitados, además del Coro de Cámara de Nicaragua, Los de Palacagüina, solistas, narradores, bailarines. Es una obra monumental.

Ante esta connotación, Mejía confesó que la palabra “monumental’ no le gustaba, porque le suena ampuloso, hollywoodesco, y “prefiero decir que es una obra muy densa, muy compleja y a la vez delicada, que me llevó diez años en crearla”, subrayó.

Al decir monumental nos referimos a un MONUMENTO MUSICAL A LOS HÉROES DE LA PATRIA”, que nunca se había realizado. En efecto, lo confirmamos con Mejía y es así, porque se han hecho esculturas, pinturas, poemas, “pero no existían canciones inspiradas en los grandes íconos de la Independencia y la Guerra Nacional contra Walker”, refirió el artista.

Ese fue el motivo por el que Mejía se dedicó, en vez de criticar a quienes no lo hicieron, “decidí ponerme a trabajar durante toda una década, hasta construir una propuesta escénica, donde confluyen diversos géneros”, enfatizó.

El Mural Sonoro trae consigo una coreografía creada por el maestro Elvin Vanegas, que se llama “La genealogía del fuego”. Respecto al género dramático, “más que teatro propiamente dicho, es un TRIÁLOGO, es decir un “diálogo de tres: el cronista oficial, un erudito refinado y circunspecto, que representa la historia oficial”, explica el creador de dicha obra. También participará un coplero que todo lo expresa en versos octosílabos y que va haciendo el contrapunto picaresco del cronista.

Respecto a este último participante en la obra, Carlos dijo que es como los “poesilleros” del Atabal de Granada y la gigantona de León. Y en cuanto al tercer personaje, se trata de una muchacha del pueblo, una chavala simpática y espontánea, que representa el rol de la mujer en nuestra historia.

La obra, valga mencionarlo, recibió este nombre “porque es ni más ni menos, como cuando te asomás a esos murales que plasman en colores diversos hitos de nuestra historia. Primero aparece Rafaela Herrera y después los próceres de la Independencia”, nos ilustró el cantautor.

El mencionado disco contendrá los veinte temas orquestados por los mejores arreglistas de Nicaragua tales como Raúl Martínez, Pancho Cedeño, Eduardo Araica, Hugo Castilla. Mejía asegura que sin el talento y la solidaridad de ellos, “habría sido imposible esta hermosa locura, que el próximo año presentaremos en otras ciudades como León, Granada, Chinandega, Rivas, Chontales, y por supuesto, mi querida región segoviana”, adelantó.

Las fuentes a las que Mejía recurrió para darle el soplo de vida a este Mural Sonoro fueron los documentos históricos de los archivos del IHCA y, todo el acervo de la cultura popular que vibra en la palabra del pueblo.

TOME NOTA:
El Mural Sonoro tendrá su puesta en escena hoy martes 13 de septiembre en la Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío a partir de las 7 y 30 de la noche.