•  |
  •  |

Nos recibió en su casa de San Marcos, una sirena blanquísima, pecosa, expresiva… con un tatuaje de delfín armonioso. Gaby expresó “Yo no solo canto lo que canto, lo vivo, lo defiendo, lo practico”.

Gaby Baca Vaughan, cantante, intérprete, compositora, publicista, es también autodidacta, creció en el seno de una familia de artistas, músicos y bohemios como Martha Vaughan, Pavel, Ricardo Palma, su tío Mario, pero es hasta en Chile a los 10 años cuando entró en contacto con los instrumentos “porque en casa había un piano y varias guitarras”.

Estudió un tiempo en el Teresiano, pero amaba expresarse como era, por ello llegó al Rigoberto López Pérez y se encontró con los músicos: Alejandro Mejía, Richard Loza, Júnior Escobar (Pebayo).

Gaby a los 15 años interpretaba trova: Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Salvador Cardenal.

“Toqué dos años en el Chaman con “Clave 90”, y en 1992 compuse mi primera canción ‘Te conozco de otras vidas’; fue muy interesante mi primera aparición, no me lo esperaba el Chaman estaba a reventar.

Comunicadora de profesión, considera su carrera como invaluable, en todo lo que ha hecho como compositora. “Fui productora de radio y TV durante 12 años, lo que me permitió el acceso a las mejores herramientas creativas y gráficas, pero ser feminista dentro de la publicidad es un choque tremendo”.

Cuando tomó la decisión definitiva de dejar la publicidad, fue cuando en su agencia le propusieron  llevar la campaña de José Rizo, entonces decidí renunciar y 24 horas después, me estaban llamando del FSLN para ser la creativa de la campaña para la gente joven,  pero no acepté. Como tengo un hermano herido de guerra y muchos amigos que cayeron en combate,  nunca he olvidado por qué hicimos la Revolución.

Con 35 años decidí dejar la publicidad, estaba lanzando “con  la misma moneda” que reivindica para las mujeres el derecho de andar en las calles tranquilas sin ser acosadas.

Esa canción la compuse viajando a El Salvador en bus, y yo pensé hasta aquí les llegó el mandado”.

Sin tabúes y con muchos sueños
He sido asesora de Comunicación en campañas sociales con IPAS; MAM y CISAS; de hecho mis primeras canciones fueron para mejorar la calidad de vida y fomentar el respeto hacia las mujeres.

“Dura emergencia” es una canción que habla sobre el Aborto Terapéutico, pero no quería que sonara panfletaria, sino que se viviera el problema de una forma más real.

La Iglesia nos pone como si fuese alegre abortar, a ver si con mi música se pone de moda también el apoyo que necesitamos todas de la familia, del Estado, de la pareja y ¿por qué no? de tu comunidad religiosa…

Es una canción muy emotiva que cala muy fuerte tanto en mujeres como en  hombres.

El aborto no es el problema en sí, es la falta de educación, el apoyo hacia las mujeres debe ser real, un país que manda a morir a las mujeres de escasos recursos y se dice revolucionario es una gran contradicción, no podemos ni debemos ocultar el problema.

No creo que exista una sola niña de 13 años que quiera embarazarse, porque eso les limita su autonomía, su acceso a la educación y a la salud, así como la toma de decisiones.

Para los grupos fundamentalistas y las iglesias, sobre todo, cuanto menos educación exista sobre el tema, mejor para sus propios intereses.

La impunidad es el nuevo himno nacional, y las nuevas generaciones no tienen donde ver el ejemplo; lo que me alegra es que mi música ha ganado tantos corazones, pero sigo esperanzada en cambios.

“Yo quiero ser como soy,  mi feminidad  la asocio al quererme desde adentro, yo me quiero, no me interesa lo que piensen los demás, porque  una no puede vivir de los sueños de otros”.

TOME NOTA:
Gaby Baca se presentará en el Cafetín Literario Kolschitzky, Masaya el próximo
1 de octubre a las 6:30 pm.