•  |
  •  |

Quien no saltó, no cantó a todo pulmón y emocionó no una, si no varias veces, es porque el viernes pasado no asistieron al ‘TN8 Electrofest 2011’, en donde se juntaron los mejores exponentes del género electrónico como Dj Tamara y Dj Evan Rhodes, además de la talentosa participación de Momotombo. La noche cerró con el carisma de la mexicana banda de rock electrónico, Kinky quienes incansables, entonaron uno a uno sus éxitos más un par de temas de su próximo disco.

La interacción de la banda con los presentes fue muy abierta, obteniendo respuestas placenteras de participación. ‘Negro día’ fue el primer tema que encendió al público, una rola del nuevo disco de la banda titulado ‘Sueños de la máquina’, que será oficialmente lanzado en la Ciudad de México el próximo 19 de octubre.

Kinky en vivo es genial, quienes comentaron que se retirarían del lugar si estos artistas proveniente de Monterrey interpretaban sus temas con ‘playback’, se quedaron pues la satisfacción fue completa al sentir y escuchar la ejecución de sus instrumentos en vivo, así como la auténtica voz (líder) de Gilberto Cerezo al micrófono, no tenía objeción alguna.

La tecnología aportó bastante en esta presentación pues vimos integrado en el micrófono, el bajo, la guitarra y piano eléctrico, además de la percusión, una mini cámara que permitía de vez en cuando, observar muy de cerca los movimientos de los artistas en pantallas gigantes ubicadas al fondo y a los costados del escenario, dando la impresión de ver un vídeo manufacturado en vivo.

Fue un explosivo repertorio que el público no paró de cantar y bailar, con sonidos electrónicos creados por la banda misma en vivo mediante un sampler del que Gilberto tomó el control en su momento.  El acordeón de Ulises hacía sus respectivos ‘solos’, plantándose sobre el escenario con una folclórica actitud.

También vimos saltar y hacer maromas con su guitarra a Carlos Chairez, que con su atractivo sombrero de alas anchas y su intensa barba negra, hasta por encima de una columna de parlantes, tocaba con particular elegancia.

El recorrido por ‘Coqueta’, ‘Mirando de lado’, ‘Intoxícame’, ‘Soun tha mi primer amor’, ‘Sister twisted’, ‘Vamos queriendo más y más’, ‘Ejercicio número 16’, ‘¿cuál quiere que le cante?’, entre muchas más de su amplio repertorio, del cual hubo necesidad de desempolvar otras más cuando al retirarse la banda, el público ansioso pedía incansable la del estribo, o sea, otra y otra más.