•  |
  •  |

Corrían de un lado a otro para que ningún detalle quedara fuera. Los nervios eran el motor y cada vez el tiempo restaba para ese gran momento, su primer contacto con las tablas más importantes del país.

Llegó la hora y ¡A Bailar se ha dicho! Alrededor de 200 personas, entre estudiantes escolares, jóvenes, oficinistas, presentadores de tv, periodistas, estaban a punto de convertirse en los aclamados de la noche. Y vaya que el esfuerzo de las últimas semanas veía sus frutos con éxito total.

En esta fiesta de arte que vio la luz en su doceava edición, durante dos noches, el viernes 30 de septiembre y este domingo 2 de octubre, hubo un recorrido por todos los ritmos y géneros musicales. Desde nuestro tradicional folclore, ballet clásico, jazz, zumba, belly dance, ritmos latinos entre muchos más mantenían en todo momento la atención de un público muy exigente.

Desde los más pequeños la excelencia artística se testificó. Una caída asumida con elegancia y profesionalismo fue el ejemplo que dejó una de las más pequeñas, al levantarse y continuar con verdadera pasión, cautivó los aplausos incesantes del público.

Durante la noche la Academia Nicaragüense de la Danza, organizadores del evento premiaron la perseverancia de sus más destacados bailarines, por su constancia y entrega al trabajo.