•  |
  •  |

Connotadas personalidades del mundo intelectual coincidieron en el 52 aniversario de fundación del Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica, INCH, “vehículo” que se ha perfeccionado en dar a conocer la cultura, a través de conferencias, foros, exposiciones, presentación de libros, conciertos, obras de teatro, entre otros.

Las reacciones se produjeron en la víspera de la celebración del nuevo aniversario del INCH este 12 de octubre, institución que cuenta con filiales en León, Granada, Rivas, Carazo (Jinotepe y Diriamba), Masaya, Matagalpa, Boaco y Bluefields. Las celebraciones incluirán una serie de actividades culturales, según confirmó su presidente René González.

El doctor Alejandro Serrano Caldera, expresidente del INCH, dijo que la institución ha incidido en el desarrollo de la cultura nacional y es un lugar de encuentros entre artistas e intelectuales.

Carlos Tünnermann Bernheim dijo que el INCH es una de las instituciones culturales más sólidas, con una fecunda labor que durante 52 años ha dado un aporte valioso a nuestra cultura nacional, por lo que se siente honrado de haber sido presidente de la directiva.

Llamó la atención que el INCH no tiene vínculo institucional, pero a partir de este año recibió una asignación presupuestaria que, aunque modesta, es un reconocimiento de la Asamblea Nacional a su valiosa labor cultural.

El poeta Luis Rocha recordó que en el INCH están directivos y miembros de casi la totalidad de las instituciones culturales nicaragüenses, al tiempo que manifestó que las relaciones que mantiene el instituto con la cooperación española son muy estrechas.

Rocha, también expresidente del INCH, considera que la institución “debe ser como una embajada y tener relaciones con Dios y con el Diablo”.
La cineasta Rossana Lacayo, miembro de la actual directiva del INCH,  dijo que su aporte ha sido provechoso sobre todo en los temas de cine y fotografía, que es su especialidad.

Para ella el logro más importante es el apoyo de la Asamblea Nacional, poder del Estado que estableció la obligatoriedad en entregar un aporte económico a la institución.

La escritora Isolda Rodríguez dijo que el INCH ha venido desarrollando una constante y valiosa labor cultural con sus diversas modalidades y en algunos períodos, con mayor fuerza y proyección hacia la comunidad cultural.

Dijo que la diversidad cultural que existe en el INCH a través de todas sus filiales es lo que hace posible que se mantenga como punto de encuentro y referencia de la vida cultural en el país.
(*) Colaboración