•  |
  •  |
  • END

Después de sesenta años de ser un poeta y músico clandestino, como se llama a sí mismo Adrián Meza Castellano, con 74 primaveras en su haber, presenta una colección de canciones inéditas y de grandes artistas, junto con poemas.

“Quiero presentar mi trabajo a la opinión pública, sobre todo a quienes les gusta la música y la poesía”, dijo Meza.

Son dos discos de canciones: “Más allá del amor” e “Historia de un amor alucinante”, en las que toca todos los temas posibles, desde amor hasta patriotismo y canciones para niños. “Hay variedad de homenajes a autores internacionales y nicaragüenses”, afirmó el artista.

Este trabajo está musicalizado principalmente con los acordes de la guitarra del autor y cantante, y de Silvio Castillo.


A los grandes
Uno de ellos es “Guitarra amarga”, autoría de Meza Castellanos, donde hace homenaje a Pan de Rosa; otra es alusiva a la fuerza de la mujer vinculada a “Los ejes de mi carreta”. De igual forma, en el disco hace referencias a artistas internacionales como Carlos Gardel con “El día que me quieras”, Roberto Cantoral con “Reloj”, entre otros.

Con la canción Tepetlalpan, Meza rinde homenaje a Tipitapa, en la que incursiona en el son urbano.


Una nueva propuesta
En el segundo disco presenta un cuento musicalizado, y algunos poemas que hablan del amor y la desilusión. La producción la trabajó principalmente él, y lo grabó en Radio Sandino.

Además, presenta un Tríptico que retoma los ritmos modernos que están en decadencia, y nace un ritmo que llama Yaraví, una inmersión de las cadencias de la gigantona. Este son corresponde a un tipo de música de los incas e indios americanos.

Esta tercera parte del proyecto de recopilación artística de Meza hace alusión a la naturaleza, idiosincrasia latinoamericana, temáticas revolucionarias y sobre la mujer.