•  |
  •  |
  • END

Una de las sorpresas más gratas que trajo el Concorso d’Eleganza Villa d’Este 2008, fue la presentación del BMW M1 Homage, prototipo con el cual la empresa germana le rinde un merecido tributo a los súper deportivos históricos de la marca.

Para hablar del más reciente prototipo de BMW debemos primero recordar la historia de éste ya mítico modelo, creado en 1978 por la marca alemana en colaboración con Lamborghini, con la firme intención de desarrollar un auto de carreras con homologación para su producción en serie; y fue así cómo vio la luz el único vehículo con motor central que ha tenido BMW.

El BMW M1 fue presentado en el Salón de Paris de 1978, ante el asombro --con toda la razón-- de los asistentes, al presenciar un auto con un diseño fascinante y un motor de 3.5 litros, 6 cilindros en línea y doble árbol de levas, que fue la base para futuros modelos que desarrolló la marca en los ochenta. Asimismo, el M1 fue la inspiración para el artista Andy Warhol, quien creó una versión del modelo con su conocido estilo pop art.

Entendiendo la trascendencia que tiene este modelo para BMW, los fabricantes decidieron concebir el M1 Homage como un homenaje a los 30 años del lanzamiento de su primer modelo, prototipo que evidencia la influencia del homenajeado en detalles como la división entre el techo y la sección trasera del auto, las entradas de aire en el capó y en las láminas que cubren la luneta posterior. La parte frontal es la más llamativa del vehículo, en la cual se encuentra la parrilla característica de la marca, que conduce a su vez el aire hacia la refrigeración del motor. También se destacan los faros delanteros retrasados --casi ocultos-- que adquieren una funcionalidad de retractiles, al ser sólo visibles cuando están encendidos y que le imprimen personalidad al prototipo.

El otro auto que inspiró el M1 Homage fue el BMW Turbo, lo que se constata en las fluidas líneas horizontales que rebajan el centro de gravedad visual del vehículo, y que son unas de las improntas en diseño de este deportivo. En cuanto a la parte mecánica, aunque todavía no hay datos del motor que llevaría el BMW M1 Homage, aspectos como los deflectores y aberturas laterales indicarían que tendría un motor de posición central, que estaría refrigerado por aire que sería encauzado a través de la carrocería, en una evidente influencia del diseño aeronáutico.

www.artesobreruedas.com