•  |
  •  |

Un colorido mar humano cantó y danzó el domingo en el corazón de Sao Paulo en la Parada Gay por los derechos de los homosexuales que, según sus organizadores, reúne a unos 5 millones de personas.

La fiesta comenzó pasado el mediodía y duró hasta la noche y en principio ni la policía ni las autoridades municipales han dado estimaciones sobre el público asistente a ese evento que se realiza desde hace 12 años.

La enorme avenida Paulista, principal arteria de Sao Paulo, fue desbordada por una muchedumbre enardecida por el samba y la música tecno y que no paraba de entonar canciones de moda. Los colores del arco iris, símbolo del movimiento gay, estaban omnipresentes en vestimentas, banderas, globos y adornos de edificios y hasta monumentos de Sao Paulo.

Innumerables

"Somos cinco millones" estimó un dirigente de la asociación de "Gay, Lesbianas, Travestis y Simpatizantes" que realiza esa fiesta desde 1996 cuando en su primera edición apenas reunió 2 mil personas.

El permanente ir y venir de personas que se agitaban frenéticamente detrás de bandas musicales montadas en camiones impedía a las autoridades calcular el número de asistentes, dijeron voceros de la alcaldía de Sao Paulo que esperaba unos 3,5 millones de personas.

El movimiento de los homosexuales brasileños presiona por la aprobación de leyes de defensa de sus derechos. Entre sus reivindicaciones se cuenta la criminalización de la homofobia, un proyecto que según los gays está frenado en el Congreso por legisladores vinculados a iglesias cristianas y evangélicas.

El gobierno del presidente Luiz Inacio Lula da Silva desarrolla el programa "Brasil sin homofobia" que asigna partidas del presupuesto para promover manifestaciones de organizaciones no gubernamentales.

"No pedimos más ni menos que los derechos que la Constitución reconoce a todos los brasileños", dijo Alexandre Santos, presidente de la asociación organizadora del evento.

Quieren adoptar hijos

Los homosexuales quieren que se reconozcan las uniones civiles y que a las parejas del mismo sexo se les permita adoptar hijos. También piden que se extiendan a las parejas los beneficios laborales y de previsión social.

La Parada Gay de Sao Paulo es el segundo mayor evento de atracción turística de la ciudad detrás del Gran Premio de Fórmula 1, según autoridades municipales. El domingo la Parada Gay acogió unos 320 mil turistas, entre ellos 16 mil llegados del exterior, dijo la Secretaría de Turismo de Sao Paulo.

Unos mil 400 efectivos de la Policía Militar vigilan la fiesta. El número fue mayor que el del año pasado para evitar incidentes atribuidos al alto consumo de alcohol.

Una encuesta realizada en la Parada Gay del año pasado mostró que el perfil del público es equilibrado entre hombres y mujeres. La mayoría (39,5%) son personas de entre 25 y 39 años, seguidos por participantes de entre 18 y 24 (39%). Entre los entrevistados el 49% se declaró homosexual, 37% heterosexual, 8,6% bisexual y 1,4% transexual, según esa encuesta.

Vea galería de fotos: "Imágenes del orgullo gay en Brasil", ubicado a la derecha de este artículo.