•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Stonehenge, el monumento megalítico más famoso y misterioso de Europa, fue un lugar de sepultura desde su origen, hace cinco mil años, revelan las primeras dataciones por radiocarbono de restos de cuerpos incinerados divulgadas hoy.

"Ahora está claro que Stonehenge fue durante todas sus etapas históricas un lugar de sepultura", explicó Mike Parker Pearson, profesor de arqueología de la Universidad Sheffield (Gran Bretaña), que dirige con el apoyo de la fundación estadounidense National Geographic el proyecto arqueológico de "Stonehenge Riverside", previsto para extenderse hasta 2010.

El sitio de Stonehenge, al oeste de Inglaterra, "fue un cementerio desde sus inicios y hasta su cénit en medio del tercer milenio" antes de nuestra era, añadió.

"La sepultura de cuerpos incinerados que datan del periodo de los monolitos de Stonehenge (...) muestra que Stonehenge efectivamente fue siempre el ámbito de los muertos", explicó este profesor de arqueología.

Los restos humanos calcinados de la sepultura más antigua encontrada en Stonehenge se remontan a un periodo que va de 3.030 a 2.880 antes de nuestra era, según estas dataciones.

Se trata de osamentas carbonizadas y de dientes provenientes de uno de los agujeros en el talud circular que rodea Stonehenge denominados "hoyos de Audrey".

Hasta ahora los arqueólogos creían que Stonehenge había comenzado a ser un cementerio solo entre 2.700 y 2.600 antes de nuestra era y eso antes que los famosos bloques de gres fueran erigidos.

El segundo sitio de sepultura contiene los restos incinerados de un adulto y datan de 2.930 a 2.870 antes de nuestra era.

La sepultura más reciente en este grupo, la de una mujer de 25 años, se remonta a 2.570 a 2.340 antes de nuestra era y corresponde al periodo que marca el début de la edificación de los bloques de gres, indicaron los investigadores.

Es la primera vez que se datan por radiocarbono (que utiliza el isótopo carbono-14) sepulturas provenientes de Stonehenge, precisó el profesor Pearson. Estos restos humanos estaban conservados en el museo de Salisbury desde los años 50.

Los arqueólogos estiman que las reliquias de 240 personas podrían estar enterradas en el sitio megalítico.

"Solo la mitad del sitio fue objeto de excavaciones", recordó en una conferencia telefónica.

Según Pearson, los muertos que están enterrados allí "debían ser personas muy especiales".

Andrew Chamberlain, especialista en demografía antigua de la universidad de Sheffield, sugiere que Stonehenge sería el lugar de sepultura de los miembros de una sola familia, tal vez una dinastía.

Su teoría se basa en particular en el hecho de que había pocas tumbas en el inicio de Stonehenge y que su cantidad no cesó de aumentar en los siglos siguientes, a medida que se multiplicaban los descendientes.

"Los arqueólogos piensan desde hace mucho tiempo que Stonehenge fue construido por jefes prehistóricos, tal vez una realeza antigua, y los últimos hallazgos permiten pensar que ese debía ser el caso, pero también que este lugar era un cementerio", estimó Pearson.

Stonehenge, inscrito en el Patrimonio mundial de la humanidad, atrae anualmente a miles de personas para la celebración del solsticio del verano boreal.