•  |
  •  |
  • END

El director Dino Risi, un maestro de la comedia cinematográfica italiana que fue nominado al Oscar, y que combinó el humor con una mirada implacable a los defectos de sus compatriotas, murió a los 91 años, informaron las autoridades.

El cineasta falleció alrededor del mediodía en su vivienda en Roma, informó la residencia de apartamentos del Palacio Aldrovandi, donde vivía.

Risi fue aclamado como el padre de la comedia italiana por su habilidad de mezclar lo cómico con lo trágico.

Sus comedias fueron una sátira feroz de los hábitos y defectos de los italianos, ofreciendo a menudo personajes poco halagüeños: el charlatán superficial, el marido engañador o el padre inmoral.

Detrás de las risas, sin embargo, los finales fríos y a veces trágicos de algunas de sus películas mostraron profundidad y rigor moral.

“Siento un gran dolor por su muerte. Sus películas eran bellas y cómicas”, declaró la actriz Sofía Loren.

“Con la muerte de Dino Risi, Italia pierde a un padre noble y vital de su cine y su cultura”, afirmó el alcalde de Roma, Gianni Alemanno, en una declaración.

El funcionario describió a Risi como “uno de los maestros de temporada bella e intensa de la comedia italiana”.

Trayectoria
En 1974, Risi dirigió “Perfume de mujer” (Profumo di donna), que recibió una nominación al premio Oscar de la Academia a la mejor película en idioma extranjero, y a la mejor adaptación cinematográfica. Una versión estadounidense de esa cinta ganó un premio Oscar a mejor actor, por Al Pacino, en 1993.

Sus filmes más exitosos incluyeron “Pobres pero hermosos” (Poveri ma belli, de 1957), “Il sorpasso” (1962), protagonizada por Gassman y Jean-Louis Trintignant.

También dirigió las cintas “La marcha sobre Roma” (1962), con Gassman y Ugo Tognazzi; y “Los monstruos” (1963).

El cineasta alcanzó éxito comercial y aclamación de la crítica en 1971 con “En el nombre del pueblo italiano”: una historia de un magistrado italiano aparentemente irreprochable, que investiga por asesinato a un empresario industrial de moralidad dudosa.

El final, como ocurría a menudo con Risi, voltea las cosas completamente.

Risi recibió un León de Oro a la Trayectoria durante el Festival de Cine de Venecia en 2002. En la última parte de su carrera trabajó principalmente para la televisión.