•  |
  •  |
  • END

El Centro Nicaragüense de Escritores dio a conocer el lunes 9 de junio el fallo de Jurado del “Certamen para Publicación de Obras Literarias”, convocado en abril de 2008 a través del Fondo Editorial ANE-CNE-NORUEGA.

Este año se fallaron ocho nuevas obras literarias. De estas, cinco pertenecen al género de narrativa y tres pertenecen al género de poesía.

Las obras de narrativa seleccionadas fueron: Zumbamarumba, del escritor Carlos Vanegas; Mujeres Que Matan, de Guillermo Goussen Padilla; Silva de Breve y Varia Ficción, de Jorge Eduardo Arellano; Pasada de Cuentas, de Manuel de Jesús Martínez; y El Llamamiento, del escritor Alfredo Valessi.

Estas obras demostraron tener un buen tratamiento del tema, enfoque contemporáneo, unidad, cohesión, interés, empleo adecuado de técnicas narrativas y vocabulario.

En el género de poesía se seleccionaron las siguientes obras: Estancia Habitual, de la poeta Karla Sánchez; Lágrimas Sobre el Musgo, de Yolanda Rossman; y Días de Ira, de Hanzel Lacayo.

“Me siento muy contento que el Centro Nicaragüense de Escritores haya seleccionado mi obra”, expresó Hanzel Lacayo, quien participó con un poemario escrito en los momentos más difíciles de su vida.

Días de Ira es un poemario dedicado a Josette Avilés, madre del poeta, quien falleció a fines de mayo.

Se trata de una obra que explora el “ser femenino de uno como individuo”. Es decir, “que hay en el libro una búsqueda bidimensional de género”, agregó Hanzel.

El Jurado de este año en narrativa estuvo compuesto por Isolda Rodríguez Rosales, Porfirio García Romano y Marisela Quintana. Y el Jurado de poesía estuvo conformado por Helena Ramos, María del Carmen Pérez y Octavio Robleto. Cabe destacar que durante la convocatoria se recibió un total de 42 obras literarias, 26 de las cuales pertenecían al género de narrativa, y 16 obras al género de poesía.

Para participar, los autores tenían que enviar una obra escrita, ya fuera en el género de novela, poesía, cuento, ensayo, testimonio o teatro.

Las obras de narrativa no podían exceder las cuatrocientas cuartillas, y en poesía, el requisito principal era que tuviera una extensión mayor a trescientos versos.

Las obras ganadoras se publicarán a través del Fondo Editorial del Centro Nicaragüense de Escritores, y cada obra tendrá derecho a un tiraje de entre 500 a 1000 ejemplares, además del pago por derechos de autor a los escritores ganadores.