•  |
  •  |
  • END

La última película del mexicano Guillermo del Toro, “Hellboy 2. El ejército dorado”, a estrenarse el 11 de julio en México y Estados Unidos, tiene “mucho de autobiográfico” y momentos “minúsculos” cotidianos que tienen los superhéroes cuando no están salvando el mundo.

“Tiene mucho de autobiográfico en algunas cosas; la historia entre Liz (Selma Blair) y Hellboy (Ron Perlman) está salpicada de momentos que me han sucedido a mí o me han sucedido a mí con Lorenza (su esposa)”, dijo Del Toro ayer jueves en conferencia de prensa en la capital mexicana.

Guillermo Del Toro, Director de “El laberinto del fauno”, ganadora de tres premios Oscar, llegó a México con parte del elenco principal para promocionar la última entrega de “Hellboy”, un superhéroe que es rojo, tiene cuernos y es incomprendido.

El director también se identifica con parte del argumento de la película, que en algunos momentos sostiene que la humanidad está perdiendo la imaginación.

“Se están destruyendo un montón de cosas espiritualmente importantes, a cambio de cosas materiales que son profundamente desechables”, añadió.

En la película, prosiguió orgulloso Del Toro, se retratan “momentos minúsculos en lugar de retratar sólo momentos mayúsculos”, propios de una película de acción.

Tal es el caso de una borrachera que tiene Hellboy con cerveza Tecate, la cual fue real, pues en la conferencia Perlman aseguró que sigue padeciendo la resaca de ese momento.

“Fue una de las primeras imágenes que imaginé”, dijo Del Toro, quien no dudó en llevar a la pantalla grande “a los superhéroes cuando no están salvando al mundo”.

La borrachera es “una escena en la que dos personajes que por diferentes motivos jamás hubieran cantado una canción de Barry Manilow; ver a ese mastodonte cantando era encantador... y, lubricados sus subconscientes por las Tecate, terminan cantando voz en cuello”.

“Eso también es algo que he vivido en mi vida varias veces”, concluyó entre risas Del Toro, quien se declaró sumamente satisfecho en términos creativos por “Hellboy 2” (filmada en Budapest y Londres), a pesar de que --admitió-- fue el rodaje en el que peor humor tuvo por las presiones que rodean a cualquier película.

Nacido en Guadalajara en 1964, Guillermo Del Toro debutó con el largometraje “Cronos” (1993), al que le siguieron, entre otros: “El espinazo del diablo” (2001) y “Hellboy” (2004).

Tras la exitosa película “El laberinto del fauno” (2006), el realizador fue convocado este año para dirigir la adaptación cinematográfica de la obra de J.R.R Tolkien “El hobbit”, en la que confía crear criaturas fantásticas que puedan expandirse o aumentarse de manera digital.