Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

La actriz estadounidense, Michelle Rodríguez, anunció que interpretará en el cine a Minerva Mirabal, una de tres mujeres dominicanas que inspiraron la creación del Día Internacional contra la Violencia.

“Tengo mucho fuego, inteligencia; no soy rastrera y tengo lo necesario para enseñarle al mundo aspectos de una mujer respetuosa como fue Minerva”, dijo la actriz en un español fluido durante un encuentro con periodistas.

Minerva, Patria y María Teresa, fueron asesinadas el 25 de noviembre de 1960 durante la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo. La lucha de las hermanas contra el régimen inspiró que ese día de cada año sea dedicado a la lucha para erradicar la violencia contra las mujeres.

La película que protagonizará Rodríguez, “Trópico de sangre”, será dirigida por el dominicano Juan Deláncer y se rodará a partir de noviembre en la nación caribeña. Se espera que llegue a las pantallas el próximo año.

Según su criterio, interpretar a Minerva “es una prueba como persona, como actriz, como adulta responsable”, y dijo estar confiada en hacer un buen trabajo para “mostrarle al mundo, a través de esta historia, que República Dominicana tiene mucho amor”.

La actriz definió a Minerva como una mujer “fuerte, rebelde, educada, inteligente, y con una mentalidad bien, pero bien fuera de su tiempo, adelantada” a su época.

“Trópico de sangre” también tendrá la participación del actor méxico-cubano César Évora y Adela Dedé Mirabal, la hermana menor, única sobreviviente de la familia.

La mexicana Salma Hayek encarnó en 2001 a Minerva en el filme “En el tiempo de las mariposas”, dirigido por el español Mariano Barroso, basado en la novela homónima de la dominicana Julia Álvarez.

El papel de Hayek recibió muchas críticas por lo débil de su actuación y lo superficial en la adaptación del guión. Rodríguez dijo que su interpretación será diferente, pero evitó un juicio directo sobre esa versión.

Despojada de su imagen mediática de ‘’chica mala’’ de Hollywood, se mantuvo casi siempre sonriente y reflexiva en momentos en que se le preguntó sobre sus problemas personales con la justicia.

La actriz, de 29 años, pasó 17 días en una prisión estadounidense en 2005, acusada de conducir bajo los efectos del alcohol y con un permiso vencido, mientras grababa la serie “Lost”.

Dijo que cada quien tiene su historia personal y que la desventaja de quienes son famosos es que los incidentes son multiplicados por los medios de comunicación.

Aseguró que ningún hecho en su vida ha afectado su trabajo o imagen frente a las productoras cinematográficas.

Asimismo puso en relieve su ascendencia hispana, como hija de una dominicana y un puertorriqueño, y dijo que eso no fue un obstáculo para trabajar en Hollywood, porque nunca se permitió verlo como un problema.

“En Hollywood debes pensar universalmente, porque si te pones a pensar en que el ser latino te limita, no puedes entonces desarrollarte ni superas los prejuicios que allí hay en torno a las mujeres latinas”, manifestó.

Rodríguez participó a principios de semana en locaciones dominicanas del rodaje de la película de acción “The fast and the furious”, del actor estadounidense Vin Diesel, cuyo estreno está programado también para 2009.