•   Los Ángeles  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La problemática actriz estadounidense Lindsay Lohan no fue admitida en la morgue de Los Ángeles el jueves, tras haberse presentado tarde para cumplir tareas de servicio comunitario ordenadas como parte de los términos de su libertad condicional, informaron funcionarios.

La estrella se disculpó por llegar tarde, una conducta bastante habitual en ella, afirmando en Twitter que no volvería a hacerlo.

Lohan debía llegar a las 08H00 de la mañana para comenzar sus tareas, un día después de que fuera encarcelada brevemente cuando un juez de Los Ángeles revocara su libertad condicional en espera de una audiencia para determinar si se violaron los términos de este beneficio.

La actriz de 25 años llegó a las 08H41, y por ende fue rechazada por presentarse con retraso, afirmó el jefe del servicio forense, Craig Harvey. "Ella es bienvenida, pero tiene que llegar en hora", afirmó.

La protagonista de "Mean Girls" compareció esposada en el juicio del miércoles, pero fue liberada con posterioridad tras pagar una fianza de 100.000 dólares, y la audiencia sobre libertad condicional fue programada para el 2 de noviembre.

La artista debe cumplir con 16 horas de servicio a la comunidad en la morgue de Los Ángeles para entonces, por lo que aún puede cumplir con esta condición a pesar de haber faltado a su cita del jueves, pero esto no será bien considerado en la evaluación.

Lohan se disculpó por llegar tarde a través de su cuenta en la red de microblogs Twitter, expresando: "Con todo el estrés y la presión de ayer y de hoy, nunca he estado tan feliz de ir a terapia".

"Además, quiero disculparme por la confusión que puedo haber causado en la oficina del forense. No volverá a ocurrir, ¡ahora sé adónde tengo que ir! ¡No volverá a ocurrir", agregó.

La jueza del Tribunal Superior de Los Ángeles, Stephanie Sautner, dijo el miércoles que Lohan no había logrado completar las 480 horas de servicios comunitarios estipuladas en su sentencia.

Lohan fue sentenciada a 35 días de detención domiciliaria en mayo, como parte de un acuerdo con el fiscal por el robo de un collar de 2.500 dólares en una joyería ubicada cerca de su residencia en Venice Beach.

Lohan -antigua estrella de los estudios Disney y protagonista de películas como "The Parent Trap" y "Freaky Friday"- es conocida por su afición a las fiestas y por haber tenido problemas con la ley.