•  |
  •  |

Alejada del glamour de los escenarios Lindsay Lohan ha empezado a cumplir las horas de servicio comunitario que le fueron impuestas en una morgue de la ciudad de Los Ángeles, California.

Este fin de semana varios fotógrafos y reporteros esperaron ansiosos la llegada de la actriz y cantante, la cual arribó a dicho lugar vestida de negro, con lentes oscuros y una chamarra con gorra para tratar de evadir a la prensa.

Las actividades que Lohan tendrá que realizar durante su estancia en la morgue consiste en tirar la basura, limpiar pisos y mesas donde se realizan las autopsias, en total deberá de cumplir 480 horas de servicio comunitario antes del 2 de noviembre, de lo contrario podría regresar a prisión.