•  |
  •  |

Evelyn Lauder, quien junto a su esposo Leonard ayudó a convertir la pequeña empresa familiar Estée Lauder en un gigante mundial de la cosmética, murió el sábado a los 75 años.

Lauder falleció en su residencia neoyorquina debido a las complicaciones de un cáncer de ovarios, precisó un comunicado del grupo cosmético.

Tras su muerte, la familia Lauder permanecerá en el funcionamiento de la empresa, con Leonard como presidente de honor del consejo de administración; su hijo mayor, William, como presidente ejecutivo del consejo; y con Gary, el segundo hijo, como director ejecutivo de la fundación Lauder Partners.

Nacida en Viena, Evelyn Lauder huyó del nazismo con su familia y llegó de niña a Nueva York. Luego, siendo maestra, conoció a Leonard Lauder, el hijo de Estée y Joseph Lauder, cuando estos eran una pequeña empresa familiar.

Tras su matrimonio en 1959, Evelyn se incorporó a la empresa, donde ocupó el puesto de directora de marketing y nuevos productos, y luego el de vicepresidenta. A comienzos de los años 90, Evelyn Lauder lanzó una campaña de sensibilización sobre el cáncer de mama y creó el pequeño nudo rosa que simboliza la lucha contra esa enfermedad.