•  |
  •  |

El pasado 27 de noviembre, la música mariachi mexicana ingresó en la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, por decisión unánime del Comité de Expertos reunidos en la isla indonesa de Bali.

En nuestro país hubo reacciones diversas en cuanto a esto, pues aunque la música bravía tenga sus orígenes en México ha sido retomada como propia, y muestra de ello es la calidad de mariachis que hay en todo el país, además de compositores locales que han matizado sus creaciones con este género.

“Nos llenó de alegría que al mariachi le hayan dado ese mérito”, comentó Hosman Balmaceda, Presidente de la Asociación de Artistas de Nicaragua ‘Rafael Gastón Pérez’. La noticia se tomó con mucho orgullo, “porque la Unesco está tomando en cuenta la cultura de la música vernácula y bravía y en Nicaragua hay excelentes representantes de esta… es un estímulo para el mariachi a nivel mundial”.

Festival de Música Ranchera en Nicaragua
Cuenta la historia que desde hace 13 años se le da vida al Festival de Música Ranchera en Nicaragua, con el apoyo de la Embajada de México. En este participan los máximos exponentes nicaragüenses de este género.

Según Balmaceda, este festival se realiza en saludo a la Independencia de Centroamérica y México. La idea es promovida por la Asociación de Artistas de Nicaragua ‘Rafael Gastón Pérez’, que fomenta y apoya a la música ranchera desde hace 20 años.

Para el Presidente de la mencionada Asociación, es importante subrayar que los artistas nicas tienen una estrecha relación con esta entidad, “y en este orden tenemos como miembros honorarios a grandes iconos como Juan Gabriel, Aída Cuevas, Pablo Montero, Cristhian Castro”, por mencionar algunos, “a quienes los compositores nicaragüenses envían sus canciones para que sean interpretadas y/o grabadas con sus voces”, explicó Balmaceda.

Por otra parte, se dice que compositores como don Víctor Manuel Leiva, fue pionero en grabar música ranchera con el mariachi Solingalpa y con Rony Porras como cantante.

“Otro de los compositores nicaragüenses fue Tino López Guerra, creador del tema ‘Nicaragua mía’, quien también compuso varias tonadas en el género ranchero.

En la actualidad, el mariachi de La Trinidad, Estelí, nos representó en el Festival Mundial de Mariachis celebrado hace dos años en México, en el que se ubicaron entre los diez primeros lugares.

La realidad en el ejercicio
Y desde la realidad de los hechos, dentro de toda la movida del mariachi, platicamos con Gumer de Jesús Fuentes, manager del Mariachi Monterrey Internacional, para saber qué opina acerca de la decisión de la Unesco.

“Para nosotros fue algo normal, no ha cambiado nada, pues nos la jugamos todos los días a modo personal, porque además que no estamos organizados los más de 200 músicos a nivel de Managua, no recibimos apoyo del Gobierno a nivel de mariachis”, sentenció.

Agregó a esto, que la competencia es fuerte, “pero sabemos, quienes desempeñamos la misma labor, que tenemos calidad y en lo único que podemos competir es en los precios”.

En el caso de Gumer de Jesús, señala que “el Gobierno se compromete cuando llegan las elecciones, pero a la hora de llegada cuando acaban esos periodos, todo se olvida”, señaló.

Y en otra línea, para las distintas agrupaciones de mariachis, la decisión de la Unesco no arrastró cambios ni buenos ni malos en el ejercicio de su profesión, pues si hablamos de precios, estos continúan iguales. “Por cinco canciones más una de ‘hipegüe’ en el caso de caso de las serenatas, cobramos 1 mil córdobas y en presentaciones de una hora para cualquier celebración, cobramos 1 mil 500 la hora que son diez temas más dos de cortesía”, detalló el manager de Mariachi Monterrey Internacional.

¿Busca mariachi? No se vaya tan lejos, pues en los alrededores de la rotonda Bello Horizonte en Managua, desde las 6 de la tarde hasta las 2 de la mañana, de lunes a domingo, ahí los encuentra. ¿Los necesita con urgencia? Las 24 horas ellos están disponibles con un llamado anticipado.

Ley 215 se cumple a medias
La Ley 215 fue creada para velar por la protección y promoción de las distintas expresiones del arte nacional, en la que tiene responsabilidad el Estado de Nicaragua, y que es necesario incrementar la presencia de obras de arte y difusión de obras musicales nicaragüenses en los diferentes escenarios turísticos del país: hoteles, restaurantes, centros nocturnos, etc.

Dicha Ley en lo general recoge aspectos fundamentales relativos a la protección de los artistas nacionales, entre ellos la obligatoriedad que tienen los artistas o grupos extranjeros de incluir en sus programas la participación de artistas o grupos nicaragüenses de la rama similar “pero desgraciadamente esta Ley se cumple a duras penas”, manifestó Fuentes.