•  |
  •  |
  • EFE

Crímenes y zombies han dominado la pantalla en 2011, aunque el año de las series de ficción tuvo sus momentos melancólicos a través de producciones inspiradas en épocas doradas con tramas llenas de pecados capitales como Downton Abbey, Mad Men, Boardwalk Empire y Pan Am.

The Walking Dead, Ahora son más, saben más y tienen más sed de sangre, los zombies continúan con su masacre en la segunda temporada, mientras sus seguidores, sobre todo, los más jóvenes les siguen sin tregua.

Inspirada en el cómic homónimo del guionista estadounidense Robert Kirkman, la serie ha logrado este año un Emmy en la categoría de maquillaje y miles de fans ansiosos de más episodios.
Person of Interest, Suspense y acción se dan la mano en esa ficción producida por el gurú del cine estadounidense J.J. Abrams.

Tras el 11-S, Nueva York se convierte en una ciudad plagada de cámaras donde todo el mundo está vigilado por los servicios de seguridad.

La serie aúna una historia y una producción cuidada que en EE.UU., ha conseguido el liderazgo de audiencia en su día, con más 12,5 millones de espectadores.

The Killing, premiada con el BAFTA a la mejor serie internacional y nominada a seis premios Emmy, ese “thriller” estadounidense ha sido comparado con la mítica saga Twin Peaks.

La serie, que es una adaptación de la danesa Forbrydelsen, ha contado con un buen resultado de audiencia que ha acusado el final abierto de la historia que aborda el asesinato de Rosie Larsen.

Boardwalk Empire, bautizada por el sello del director hollywoodiense Martin Scorsese, la historia verídica del gángster y político corrupto Enoch Nucky Thompson ambientada en los años de la Ley Seca estadounidense ha sido avalada con dos Globos de Oro y cuatro Emmys, entre sus nada más y menos que diecinueve nominaciones.

Modern Family, revalidó el título de mejor comedia que logró en la gala de los premios Emmy de este año, en la que arrasó.

Protagonizada por Ed O’Neill, Sofía Vergara, Julie Bowen, Ty Burrell y Eric Stonestreet, entre otros, la ruptura de parámetros de la familia tradicional con mucho humor es la clave de esa ficción de Fox Television que demuestra que no solo los Simpson bromean sobre la familia.

Mad Men, considerada el Mejor Drama del Año en la 63 edición de los premios Emmy de la televisión de EU, la serie que toma su título de los publicistas de la Avenida Madison de Nueva York conocidos como los mad men ha sido galardonada con más de 60 premios, de los cuales 14 son Emmys y cuatro Globos de Oro, y ya ha sido vista en 69 países.

Un drama considerado de culto para los apasionados por la fotografía cinematográfica.

Mildred Pierce, ambición, drama, poder y lujo entretejen Mildred Pierce; una miniserie inspirada en la novela homónima de James M. Cain y premiada con dos Emmys (de 21 nominaciones) y con la que la oscarizada Kate Winslet recibió, por primera vez, un Emmy por su papel de mujer divorciada que junto a sus dos hijas lucha contra las vicisitudes de la Gran Depresión.

Un premio para Winslet que eleva todavía más la buena reputación de rodar producciones para la pequeña pantalla.
The Good Wife, Pisando sobre seguro marcha este drama que acaba de terminar su segunda temporada con Globos de Oro y un Emmy los cuales han recaído, principalmente, en Julianna Margulies, la actriz protagonista de la serie que toma las riendas de la familia tras la dimisión de su esposo al ser acusado de corrupción y escándalo sexual.