•  |
  •  |

Gerard Piqué le dio tremenda sorpresa a Shakira y aunque no se vistió de Santa Claus, fue su mejor regalo de Navidad. Según una fuente muy cercana a la cantante, la pareja había decidido no pasar juntos las fiestas, pues Piqué debía quedarse por Europa, mientras Shakira había elegido estar en Miami, ya que Navidad coincide con el cumpleaños de su madre y ellas siempre lo pasan juntas.

Resignados a la separación, el futbolista decidió cambiar el rumbo de la historia, se subió con sus padres a un avión y apareció de sorpresa en la casa de la cantante para estar presente en el cumpleaños de su suegra.

Shakira instaló a su novio y suegros en su mansión de Miami Beach. Allí los Mebarak y los Piqué compartieron como una gran familia y hasta aprovecharon del sol que aún calentaba en Miami, para lucir sus trajes de baño, nadar en la piscina y hasta montarse en las motos de agua.