•  |
  •  |

Cansados de ser ignorados, los ‘fatshionistas’ -término que combina la palabra fat (obeso) con fashion (moda)- están aprovechando Internet para reivindicar su autonomía y presumir de su guardarropa.

Las reglas de la moda para la gente pasada de peso son pocas pero estrictas: limítese a tonos discretos; evite las rayas y dibujos grandes; use modelos holgados y el spandexes un privilegio, no un derecho.

En resumen, vístase para esconderse y desaparecer. Pero no todos aceptan ese mensaje.

La red está llena de imágenes de gordos y gordas que exhiben orgullosamente lo que es suyo empacado en ropa ajustada al cuerpo, brillante, colorida, con los ruedos cortos y toda clase de tendencias de vanguardia.

Contra la corriente
Algunos sitios rinden homenaje a los cuerpos grandes en atuendos atrevidos. Son desafiantes, y con orgullo de serlo: algunos de los más populares tienen nombres demasiado irreverentes como para publicarlos aquí.

‘La corriente dominante en la moda excluye e ignora a las mujeres de talla grande. Trata de que no participemos en la conversación’, le dice a la BBC, Frances Lockie, la australiana que maneja Hey Fat Chick.

‘En respuesta, con blogs y Tumblrs (plataforma en línea de publicación) de moda para gordas, hemos inventado nuestro propio idioma’.

A menudo, un nuevo lenguaje es necesario para quienes se sienten alienados por la cultura, en este caso, la de la moda occidental.

‘Marginados’
Marianne Kirby, autora de ‘Lecciones desde la Gord-O-sfera: Acabar con las dietas y declararle una tregua a mi cuerpo’ asegura: ‘Mi talla es 26’.

‘Tengo una forma completamente distinta de relacionarme con mi cuerpo que alguien que mide 2 metros y es talla 10. En parte debido a las proporciones y en parte a la manera en la que la grasa se comporta’.

‘Todo el mundo tiene que extrapolar hasta cierto punto, pero yo creo que los cuerpos gordos son a menudo tan diferentes que es inútil ver una prenda en alguien que pesa 80 kilos menos que yo’.

Mientas que pocos pueden decir que usan la ropa de la misma manera que las modelos de pasarela, las chicas con kilos de más a menudo se sienten completamente perdidas, dada la falta de representación en los medios.

‘Cuando estaba creciendo podía ver en la televisión y en películas gente que era más similar a mí’, dice Lesley Kinzel, autora del libro Two Whole Cakes (Dos pasteles enteros), una guía para aceptar el cuerpo.

‘Me hacía sentir que estaba representada y que formaba parte del mundo. Hoy en día parece más difícil de encontrar, especialmente para los jóvenes’.

Internet, dice, le permite a los gordos que se sienten marginados crear su propia valoración sin tener que esperar a que los medios lo hagan.

La vestimenta del día
Kinzel es una de las moderadoras originales del foro de la revista online, un predecesor de los blogs en Tumblr.

Empezó en 2003 y le permite a las mujeres subir fotos de su ‘vestimenta del día’, comparar opiniones sobre promociones, nuevas tiendas y fuentes de información sobre moda de tallas grandes.

Aunque la comunidad Fatshionista aún existe, es en Tumblr en donde se encuentran la mayoría de los nuevos blogs.

Y es que además de permitirles a los lectores subir sus fotos en blogs individuales, los administradores de blogs pueden ‘rebloggear’ o volver a utilizar el contenido de otros Tumblrs, compartiendo esa información con sus seguidores.

Una serie de etiquetas comunes a todos los blogs permite que los lectores del Tumblr puedan buscar fotos por tema.

Un tag, ‘Fatshion Febrero’ empezó con la intención de que los participantes lo usaran para mostrar sus vestimentas cada día de un solo mes, pero casi un año más tarde, sigue vivo.

BBC Mundo