•  |
  •  |

El 1ro de enero falleció en Miami, el conocido y popular pianista nicaragüense, Sidney Watson, quien nació en Bluefields, en junio de 1930.

Cuando estudiaba en el Colegio Moravo inició estudios de música, aprendió a tocar trompeta junto a Charlie Robb, otro de los grandes músicos de la Costa Caribe de Nicaragua, recordado como el principal atractivo  del Adlon Club, en la vieja Managua.

Sidney vino a Managua en 1952, trabajó en la compañía aérea Panamerican, a la vez ejecutaba el piano en el Copacabana, un club que estaba adentro de las aguas del lago Xolotlán. Allí compartía con Rafael Gastón Pérez, autor del bolero Sinceridad. Cuando la crecida del lago en 1954, desapareció el Copacabana. Sidney se integró al Shampú, de cariño uno de sus integrantes era Justo Santos, el compositor de la Mora Limpia.

Sidney Watson tuvo su propio conjunto musical llamado Miramar, durante esos años compartió el ambiente artístico, además de los mencionados, con  Tino López Guerra, Julio Max Blanco, Raúl Traña, Tránsito Gutiérrez, Rafael Mojica.

Participó en el programa Cita con las Estrellas de Luis Méndez.

Durante varios años amenizó las Tertulias Sabatinas del Gran Hotel, acompañado por otra artista caribeña, la cantante Máxime Gaury, nacida en Bilwy. En su juventud residió en Bluefields, luego en Managua y durante 36 años en Nueva Cork; actualmente radica en Bluefields. Sidney, Charlie y Máxime, fueron en los años 60 los artistas más destacados originarios de la Costa Caribe de Nicaragua.

Sidney es parte de la historia del  Versalles, club nocturno que quedaba en el Parque de las Piedrecitas. A finales de los años 70 estuvo en la Cita Bar, del entonces Hotel Intercontinental ahora Crowne.

En 1981, Sidney partió hacia los Estados Unidos de América; en Miami fundó una academia de música, presentándose en conocidos restaurantes.

En abril del 2008 estuvo en Nicaragua, en esa ocasión, el canal 11 ahora 14, en su programa Especial del 11, le hizo una entrevista a cargo del historiador Roberto Sánchez Ramírez. Fue tanto el éxito que se transmitió varias veces y se sacaron centenares de copias.

El video contiene aspectos biográficos, variedad de canciones, incluyendo una composición de Alejandro Vega Matus.
 
Sidney Watson será sepultado en Miami. En Nicaragua su recuerdo continuará vivo en la memoria de quienes disfrutaron escuchando o bailando: Blue Moon, Perfidia, La hiedra, Sinceridad, Matilda o algún cadencioso danzón.