•  |
  •  |

La ganadora de un Oscar podría haber conseguido su segunda estatuilla dorada por “Precious”, película que dirigió Lee Daniels. Pero hubo una razón de peso que le hizo rechazar el papel principal.
Jennifer Hudson se presentó a la audición que buscaba a la protagonista de este sublime trabajo, que la Academia de Hollywood reconoció en 2009 con dos galardones: mejor actriz de reparto (Monique) y mejor guión adaptado (Geoffrey Fletcher).

Gabourey Sibide estuvo a punto de arrebatar el Oscar como mejor actriz a Sandra Bullock, que lo obtuvo por “The Blind Side”. Sin embargo, su condición de debutante fue una losa muy pesada. ¿Hubiese cambiado la historia con Hudson? Los más cinéfilos afirman que sí.

Arrepentida, tal y como recoge Showbiz Spy, la también concursante de American Idol ha comentado ahora: “Por mucho que me conmoviera Precious, quería probar un papel que no tuviera nada que ver con mi antiguo peso”.

Daniels le mostró su decepción. Según afirma, éste le espetó: “A unas semanas de que empiece el rodaje, aún no hemos encontrado a Precious. ¿Sabes lo difícil que es encontrar a una buena actriz negra de 300 libras (unos 136 kilos)? No existen en Hollywood”.

Hoy por hoy Sibide es una diva muy cotizada y ha protagonizado recientemente el último trabajo de Brett Ratner, “Tower Heist”. Mientras, Hudson hace gala de su nueva figura, después de haber perdido casi 40 kilos mediante la dieta de los Vigilantes de Peso. Desde luego, quien no se consuela es porque no quiere.