•   Los Ángeles, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La estadounidense Lindsay Lohan está cumpliendo los términos de su libertad condicional -trabajar en la morgue y asistir a psicoterapia-, a los que fue condenada por conducir embriagada y por robar un collar, dijo una jueza el lunes en Los Ángeles.

"Sólo continúe haciendo lo que está haciendo, puesto que usted parece estar haciéndolo bien", dijo la jueza de la Corte Superior de Los Ángeles Stephanie Sautner a la actriz de 25 años, durante una breve comparecencia de control.

En noviembre, Sautner ordenó a Lohan que cumpliera un estricto calendario de servicios comunitarios en la morgue y sesiones de psicoterapia, por haber violado los términos de la libertad condicional de la que gozaba tras ser procesada en mayo por el robo de un collar de 2.500 dólares.

La ex estrella Disney había faltado a las terapias que le había exigido entonces la justicia y había incumplido las normas de los servicios comunitarios a los que debía asistir.

Pero esta vez "el supervisor de la libertad condicional escribió un informe favorable, así como el centro de voluntariado", dijo la jueza.

Lohan, quien inició su carrera artística como niña promesa del espectáculo en filmes como "Mean Girls" y "Freaky Friday", posó desnuda para la edición de enero-febrero de Playboy, según la prensa por casi un millón de dólares.

En las fotos, Lohan luce provocativa sobre un fondo rojo, completamente desnuda excepto por un par de zapatos de taco muy alto y maquillada y peinada al estilo de la icónica diva Marilyn Monroe. La parte baja de su cuerpo queda cubierta por almohadones, sábanas o una oportuna inclinación de pierna.

El sitio web especializado en el espectáculo TMZ reportó el lunes que la actriz está negociando un contrato para representar a Elizabeth Taylor, fallecida en marzo del año pasado a los 79 años, en un nuevo filme.

Cuando robó el collar de 2.500 dólares en enero, en el balneario de Venice Beach al oeste de Los Ángeles, Lohan estaba a su vez violando la libertad provisional que tenía entonces por conducir ebria y drogada en 2007.

Si la problemática rubia cumple con su calendario, su libertad condicional por el caso de 2007 habrá terminado el 29 de marzo, y la vinculada con el robo del collar será reducida a una probatoria sin supervisión.