•   EFE  |
  •  |
  •  |

El Gobierno español ha ofrecido la Presidencia del Instituto Cervantes al escritor peruano Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura, según confirmó el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, quien le pidió que acepte.

El Ejecutivo español está a la espera de conocer la decisión de Vargas Llosa, que tiene la nacionalidad española desde 1993 y para quien se creará la Presidencia del Instituto, que solo contaba con director y secretario general. El Gobierno no le ha dado ningún plazo para que se decida.

El escritor, que forma parte desde hace 20 años del patronato del Cervantes, un órgano rector cuya Presidencia de honor ocupa el rey Juan Carlos, “no va a dar declaraciones” respecto a este ofrecimiento por el momento, indicaron a EFE fuentes cercanas al nobel, que añadieron que se encuentra en Londres.

García-Margallo ofreció el cargo porque tiene “todo lo que hace falta” para asumirlo, señaló que al necesitarse a otra persona para las labores ejecutivas porque los compromisos del escritor le impedirían ejercer el día a día, el “indicado” sería el diputado del Partido Popular (PP) Rafael Rodríguez Ponga.

El ministro subrayó el “talante extraordinario” de Mario Vargas Llosa, una personalidad muy aceptada “aquí y allí”, además de un “amante de las libertades, un defensor de la democracia y un apasionado por la cultura en español”.

“Sería un éxito para toda la sociedad española y toda la sociedad americana que Mario Vargas Llosa aceptase la propuesta”, señaló García-Margallo, quien explicó que se está buscando una fórmula para refundar el organigrama del Instituto e incluir la Presidencia.

Con estos cambios, habría una persona que desarrollaría más las funciones ejecutivas que antes hacía el director -desde 2007, Carmen Caffarel- y Vargas Llosa, si acepta, asumiría la Presidencia y la representación del Instituto Cervantes en el mundo, añadió.

Por su parte, el ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, aseguró que su satisfacción sería “altísima” si el escritor peruano acepta.
El cargo de responsable del Cervantes es una decisión que parte del Ministerio de Asuntos Exteriores, del que depende la institución, pero que debe contar con el visto bueno del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes.

El Instituto Cervantes, creado en 1991 y con un presupuesto anual de más de 100 millones de euros (128 millones de dólares), tiene abiertos 77 centros en 44 países de los cinco continentes.

En todos ellos se dan clases de español y se realizan numerosas actividades culturales como representaciones de teatro, conciertos y ciclos de cine en español.

Vargas Llosa, de 75 años, participó en un acto en el Parlamento italiano, tras el cual comentó a representantes españoles que tenía pensado residir a partir de ahora en Madrid, según fuentes consultadas por EFE en Roma.

El 8 de mayo de 1996, el gobierno de José María Aznar (PP) ofreció la presidencia del Cervantes a Vargas Llosa, quien rechazó la propuesta tras reunirse con el presidente del Ejecutivo.