•  |
  •  |

Fue una noche muy romántica, cálida y acogedora, colmada de canciones, popurrís, relatos, chistes y bromas. Así transcurrió la velada del concierto que la cantante española Rosana brindó en Nicaragua, la noche del jueves en el Hotel Crowne Plaza.

Antes, el público disfrutó de las interpretaciones del dúo nicaragüense FlaskBack, integrado por el cantante César Torres y el tecladista Ronald Hernández, los teloneros de la presentación de Rosana, quienes prepararon el escenario para la estrella.

Cuando la cantante salió al escenario, fue recibida con ovaciones del público e incluso, muchos empezaron a pedirle que entonara los éxitos que ha compuesto desde niña.

Sentada sobre un sofá café, guitarra en mano, una mesita con unas velas y un retrato de centro decorando el espacio, Rosana dio rienda suelta a su repertorio musical, rompiendo el silencio con el tema “Solo veo lo que siento”, con el que prendió la alegría y pasión de los presentes, con quienes también coreó “Por el amor”, “Si tú no estás”, “Hoy no tengo ganas de cambiar el mundo”, “Magia” y muchas otras.

Una a una, entonaba las canciones que el público solicitaba, pero el más coreado fue “El talismán”, seguido de “A fuego lento”. En ese momento la cantautora española empezó a agitar sus manos de un lado hacia otro y el público sin duda, siguió los movimientos que cautivaron a Rosana invitar a alguien a cantar con ella.

Al momento que Rosana incitó a alguien del público a cantar con ella, Jessi Altamirano, una fiel seguidora abandonó su asiento. Segundos más tarde estaba sentada junta a su ídolo entonando su canción favorita: “Llegaremos a tiempo”.

“Me encantó bastante, la verdad es que ella es una de mis artistas favoritas, yo crecí con las canciones de Rosana, gracias a mi mamá, me gusta su voz. “Llegaremos a tiempo” es una de mis canciones favoritas y tiene un valor especial para mí”, expresó Altamirano.

Instantes antes de concluir el concierto, la cantante se mostró emocionada y saltó, bailó y siguió haciendo bromas, diciendo que se quería sentir como una de las grandes artistas cuando salen del escenario y los fans les dicen: “Otra, otra, otra”, así quiero sentirme yo”.

Y en efecto, cuando salió del escenario todos los presentes comenzaron a corear “otra, otra, otra” y salió nuevamente para complacer a sus seguidores, a quienes despidió agradeciendo su amabilidad, su apoyo, dedicándoles “Que te vaya bonito”, canción con la que cerró.