•  |
  •  |

Sensibilización, danza clásica, danza contemporánea, jazz y otros ritmos, son los cursos  que se ofrecen en distintas  escuelas de arte y danza. Fuimos a informarnos y visitamos Danstar Studio  y  Espacio Abierto, este último se ha destacado junto a su directora Gloria  Bacon durante más de  20 años  para formar bailarines de danza contemporánea, que en sociedad con otras organizaciones que  imparten talleres para niños en situación de riesgo y de escasos recursos.

La instructora  comentó que  los cursos regulares  iniciarán en marzo, así que puede inscribirse  desde este momento. Al hacerlo estará dando un aporte a jóvenes con talento  que  serán becados luego de las audiciones  que inician este  lunes 27 de febrero a las 3.00 p.m. Los adolescentes de 13 a 17 años deben ir acompañados de sus padres.

Podés visitar Espacio Abierto, de la Estatua de Montoya 3c. abajo 75 varas al lago, o llamar al 2266-6738.

Sobre el Festival Internacional de Danza

Asimismo, nos adelantaron que  el XVIII Festival  Internacional de Danza Contemporánea será en homenaje  a la bailarina  y amiga de los nicaragüenses, Tarja Rinne, quien desde 1990 vino a nuestro terruño y se enamoró de los artistas y desde entonces no ha parado de trabajar en beneficio de la difusión de esta danza.

Cinco años en movimiento
La danza puede revelar a cualquier persona una forma de acercarse a valores como la disciplina, la convivencia, el respeto, la colaboración y la solidaridad. Por eso, las  maestras del baile  de la Escuela Profesional  Danstar Studio con más de cinco años de experiencia,  están impartiendo clases de jazz, ballet, belly dance y una nueva modalidad con la bailarina de Danza Contemporánea, Sandra Gómez.

La idea no es solo que el alumno  vaya a una escuela de danza,  gaste su dinero y lo incorpore en un baile, sino  que sienta,  que viva la música y que aprenda de ella,  que es toda una cultura.

“Los talleres de danza son lugares en donde se dan cuenta que la disciplina construye cosas buenas para la vida; esta actividad los acerca a una experiencia comunitaria que les permite ver que la vida tiene otras opciones. La danza crea un contacto con el cuerpo, te humaniza”, explicó  la  bailarina.

Las clases de danza se están desarrollando en Altamira, frente a La Casa del Café, bajo la dirección de maestros de baile que imparten clases de jazz,  ballet, folklore y ahora danza contemporánea;  además, es una buena opción porque te pone en forma para modelar estupendos trajes de baño.