•  |
  •  |

Fue una escena surrealista: Whitney Houston había muerto en el hotel Beverly Hilton, y unas horas después unos pisos más abajo, su vida era celebrada en un evento en el que lanzó años atrás su carrera.

El sábado por la noche, Clive Davis -mentor, productor y gran amigo de Houston- le rindió homenaje en su gala previa al Grammy en el mismo hotel donde el cadáver de la cantante era examinado por funcionarios forenses.

Ray Davies y Elvis Costello subieron al escenario a cantar mientras el jefe de la oficina forense del condado de Los Ángeles John Kades arribaba al hotel. Alicia Keys llegó más temprano y abrazó a Davis mientras este se preparaba para el espectáculo bajo una presión extrema.

Con celebridades que incluyeron a Quincy Jones, Tony Bennett, Dr. Dre, Mary J. Blige y Jennifer Hudson, un sombrío Davis, leyendo de una hoja de papel, dijo: “Estoy personalmente devastado por la pérdida de alguien que ha significado tanto para mí. Estaba llena de vida, esperando ansiosamente esta noche. Amaba la música y amaba esta noche que celebraba la música”.

Davis le dedicó la velada y pidió un momento de silencio mientras una foto de la cantante de 48 años, con los brazos abiertos y mirando hacia el cielo, se proyectaba en una pantalla.

Entonces, anunció emocionado: “Ahora damas y caballeros, que empiece la música”. Davis presentó a Houston, un joven con una chispeante voz, más de dos décadas antes en el mismo evento anual.

La escena fue extraña dado que Houston había muerto apenas unas horas antes. Pero el presidente del Grammy Neil Portnow, quien llamó a Houston una amiga, dijo que “cancelar la fiesta no era una opción”.

Anunció que Jennifer Hudson interpretaría un homenaje a Houston en la ceremonia de los Grammy celebrada ayer domingo ¡Y así fue!

Especulan causas de su muerte

La cantante Whitney Houston, fallecida el sábado en Los Ángeles, fue hallada por su peluquera con la cabeza sumergida bajo el agua en la bañera de su suite en el hotel Beverly Hilton, la que había reservado  porque iba a acudir a la fiesta que había organizado allí el productor musical Clive Davis la noche del sábado, un evento anual que reúne a muchas estrellas de la canción y que se celebra en la víspera de la gala de los Grammy.

Las autoridades han descartado, por el momento, que la muerte de Whitney Houston esté relacionada con algún acto delictivo, sin embargo, se especula que pudiera haberse quedado dormida por los efectos de un calmante, según informan diversas fuentes cercanas a la artista, que afirman que Houston era consumidora habitual de Xanax, un medicamento que tomaba para controlar la ansiedad antes de acudir a fiestas como a la que tenía pensado asistir esa noche y el viernes había trasnochado y bebido mucho.

Una voz única resquebrajada por la droga

Durante años, las únicas noticias que se escucharon sobre Whitney Houston no hacían presagiar nada bueno. La diva afroamericana de los años 80 y 90, fue una de las voces más cálidas y aterciopelada de la música, pero su atormentada vida sentimental y las drogas resquebrajaron ese don y la alejaron de sus fans e incluso de su propio talento. En los años 90, Houston vendió más de 100 millones de copias de sus discos y ganó 21 premios de la música, incluidos seis Grammys.

La estrella vivió sus horas más bajas afectada por el síndrome de Diógenes y en su última aparición pública pesaba 90 kilos por la comida basura.

Si bien los últimos años de su carrera estuvo rodeada de controversia, lo importante es su legado musical y los logros vocales que logró durante más de una década desde su impresionante debut titulado Whitney Houston, en 1985 -el cual vendió más de 40 millones de copias- hasta su paso por el cine en filmes como The Bodyguard y Waiting For Exhale.

Whitney Houston es considerada la primera mujer afroamericana en lograr penetrar prácticamente todos los mercados gracias a su acogida en la cadena de televisión MTV, que junto a Michael Jackson le dieron una rotación masiva a sus vídeos.

Recien terminó una película sobre  drogadicción
Whitney Houston estelarizará una película póstuma que cuenta la historia de un trío musical y sus problemas derivados de la fama y el consumo de drogas, que terminó de filmar antes de su muerte.

“Sparkle,” que se estrenará en agosto, es una nueva versión del filme de 1976 que se inspira vagamente en la historia del grupo de soul estadounidense The Supremes, integrado por tres hermanas que enfrentan las dificultades de una carrera artística. Ella interpreta a Emma, la madre del trío de hermanas, según informó la cadena de televisión CNN.