•  |
  •  |

El ídolo de adolescentes Robert Pattinson presentó en la Berlinale la película «Bel Ami», en la que seduce a varias mujeres ricas para ascender socialmente, sin poder desprenderse de su aura de vampiro heredada de la saga Crepúsculo.

Respecto a la legión de seguidoras femeninas que se congregaron en la calle, y con frío, frente a la alfombra roja en busca de un autógrafo, el actor británico señaló que «es raro tener un público de un solo sexo», pero son muy fieles (Las fans). A las que les gusto yo o Crepúsculo, son muy decididas, es muy bonito», declaró a los medios en una sala de prensa a rebosar.

En cuanto a las informaciones de que la autora de la exitosa saga, Stephenie Meyer está escribiendo un nuevo libro sobre los famosos vampiros, Pattinson expresó su curiosidad sobre el contenido, pero respecto a participar en una nueva adaptación al cine, aseguró: «Creo que para eso ya soy demasiado mayor.

El actor, de 25 años, afirmó estar «muy entusiasmado» de estar en la Berlinale para presentar la cinta «Bel Ami», ópera prima de los directores Declan Donnellan y Nick Ormerod que se proyecta en la sección oficial del festival, pero fuera de concurso.

En la cinta, adaptación de una novela escrita en 1885 por Guy de Maupassant, Pattinson encarna a Goerges Duroy, un joven exsargento que después de servir dos años en el norte de África, vive falto de dinero una triste existencia en París.

Para escapar a su suerte no duda en aprovecharse de la influencia de antiguos compañeros de armas y de seducir a mujeres adineradas -entre ellas Christina Ricci, Uma Thurman y Kristin Scott Thomas- para introducirse en los círculos selectos del París a finales del siglo XIX. Para Pattinson, su personaje no es capaz de sentir empatía porque sólo mira por sí mismo, piensa que ser rico es su derecho y desprecia la pobreza.

El actor, cuyo personaje logra que lo nombren responsable de la columna de noticias del corazón de un periódico, aseguró que hacer de periodista «es divertido», sobre todo en esa sección. Respecto a si prefiere interpretar a un hombre sin escrúpulos que seduce a mujeres adineradas o al vampiro Edward Cullen que lo catapultó a la fama, Pattinson respondió que «ambos tienen su lado bueno». «Tener en la vida un éxito de taquilla no es tan malo», agregó la estrella juvenil, que luce ahora el pelo rapado, al referirse a la exitosa saga Crepúsculo.

Fuente: hola.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus