•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La presencia y curvilínea silueta con que fue bendecida esta agraciada caribeña, le hizo merecedora del título “Señorita verano 2012”, certamen que la sacó del anonimato y la puso en el ojo de las posibilidades.

Hace un mes  su carrera en las pasarelas parecía despegar, sin embargo en octubre se suma a la lista de embajadoras pinoleras en cuyo compromiso descansa la responsabilidad de dejar bien parado el nombre de Nicaragua  a nivel internacional.

Berenice Quezada Herrera de 18 años, es originaria de El Rama, RAAS. En menos de un mes ha recibido dos coronas, la segunda es la de Miss Oneness 2012, título que la acredita como representante nica en la próxima edición del certamen de belleza más importante de Europa: Miss Princess of the World, a realizarse en Praga, República Checa, en octubre próximo.

Recapitulando, en este certamen Nicaragua ya logró una corona gracias a la proyección de Kathiel Lampson en 2009, quien heredó el reto a las siguientes representantes.

Considerando que Berenice lleva una buena racha ganadora este 2012, no es remoto que una nica acaricie nuevamente la posibilidad.

Aparte de sus cualidades que no escapan a la vista, se prepara para convertirse en una profesional de la Administración Turística y Hotelera, y según Gregory A. Lewin, Director Ejecutivo de la organización Miss Oneness Beauty Pageant y de la franquicia en Nicaragua de Miss Princess Of The Word, entre los requisitos para ser Miss Oneness está el identificar y trabajar en una obra social, compromiso que encontraron ya evolucionado en Quezada.

Ahora el reto es tomar este diamante en bruto y pulirlo para competir con bellas de países donde los reinados son una industria, y antes de exportarlas las trabajan como obras de arte que empiezan a tallar desde muy temprana edad.   

La tarea de preparar a Berenice está a cargo del joven nicaragüense Oscar Zelaya, instructor de pasarelas. Su vestuario y traje nacional será tarea del  diseñador Erick Bendaña, informó Lewin.