•   Windsor, Reino Unido  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La reina Isabel II y el príncipe Felipe asistieron este domingo por la noche a un espectáculo ecuestre que recorre los viajes realizados la soberana en sus 60 años de reinado, en la primera de las numerosas celebraciones del jubileo de diamante.

Isabel II ha viajado por el mundo más que ningún otro jefe de Estado, con más de 250 visitas oficiales.

Cientos de figurantes y caballos de todo el mundo recrearon el ambiente de estos viajes, algunos de ellos muy exóticos, en una época en la que no se viajaba mucho.

Unos 550 caballos y 1.200 artistas de 17 países participaron en las cuatro representaciones realizadas en el parque de la residencia real de Windsor, con la reina asistiendo a la última de ellas.

Cada una de las demostraciones ecuestres se intercalaban con actuaciones musicales y de danza: una demostración de "didgeridoo" (un instrumento aborigen), una haka (danza maorí), cánticos esquimales y mariachis, entre ellos.

Isabel II, de 86 años, es una apasionada de los caballos y aún continúa montando.

El jubileo de diamante, por los 60 años de reinado de la monarca, comenzó oficialmente en febrero con el aniversario de la muerte de su predecesor Jorge VI, padre de la actual reina.

En marzo, Isabel II llevó a cabo una gira por Reino Unido y otros miembros de la familia real recorrieron otros estados de la Commonwealth, la mancomunidad de naciones que tiene a Isabel II como jefa de Estado.

El 18 de mayo, las principales familias reales de todo el mundo están invitadas al palacio de Buckingham.

El punto culminante de las celebraciones será el fin de semana del 2 al 5 de junio, con una travesía de una flota de 1.000 barcos por el Támesis, un concierto gigante ante el palacio de Buckingham y una procesión en carroza.