•  |
  •  |

Sin palabras. Así es como ha dejado la Duquesa de Cambridge a medio mundo en su última aparición pública. Radiante, con un precioso diseño de gasa plisada y mangas de encaje color turquesa, Catherine volvió a confiar en una de sus firmas favoritas, Jenny Packham, para deslumbrar en la alfombra roja del Royal Albert Hall de Londres.

Acompañada del príncipe Guillermo, también muy elegante, la duquesa no recurrió a su habitual melena suelta y ligeramente ondulada, sino que lució un peinado muy sofisticado con un moño bajo trenzado que combinó con un maquillaje intenso, con los ojos ahumados en negro.

Catherine, quien no dejó de sonreír ni un solo instante, completó su look con unos espectaculares pendientes, sandalias de Jimmy Chopo con un tacón de infarto y un ‘clutch’ en los mismos tonos que el vestido.

La ocasión lo merecía, y es que los duques de Cambridge lucieron sus mejores galas para acudir como invitados de excepción a una cena en honor del equipo olímpico y paraolímpico británico, un concurrido evento en el que actuaron los cantantes Gary Barlow y Will Young, y que además contó con la presencia de otros rostros conocidos como la exSpice Girl, Melanie Chisholm o Kimberley Walsh, componente del grupo Girls Aloud.

La Duquesa ha vuelto a romper moldes. Su belleza y estilo enamoran, y con este nuevo estilo ha vuelto a demostrar por qué es una de las mujeres con más glamour del momento.

Fuente: hola.com