•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Doña Mercedes es básicamente la raíz que atrae a Cinthya, quien a su vez trae consigo a su hija Isabelle, la joven soprano de 20 años que hoy brindará un concierto en homenaje a las madres nicaragüenses, en el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica.

Con el cabello suelto y un vestido con el que el viento jugaba a placer, nos recibió en el hotel donde se hospeda. Su nombre completo es Isabelle Zeledón LaRue, nacida en Houston, Texas, hija de padres jinoteganos.

Durante la entrevista siempre estuvo sonriendo y consultando a su madre, Cinthya LaRue, su traductora, mánager y apoyo fundamental, quien aunque se muestra muy parca, no puede evitar que sus ojos delaten lo orgullosa que está de los logros de su hija.

“En mi casa siempre estuvo presente la música, pero ella fue la que buscó cómo aprender más. Un día me sorprendió al decirme que necesitaba que la llevara a una audición. Yo no tenía ni idea de qué era una audición, pero la llevé. Al terminar vino con la cara triste y me dijo que solo la pusieron a hacer escala y no cantó. Sin embargo, el tiempo pasó y dos semanas después llegó la carta que se suponía debía llegar en tres meses. Nos comunicaron que había sido admitida al coro, pero no en el de niños sino en el de adultos, por lo avanzado de su voz”, compartió doña Cinthya.

Por su parte, Isabelle se apasiona cuando habla de la música, porque dice que la considera como la vida y que no puede vivir sin ella, aunque en realidad nació marcada por el arte y esto la llevó a un gran dilema: escoger entre el dibujo y la música; y pues, la decisión es obvia.

“Soy realista”

Isabelle estudia en el Conservatorio de Nueva Inglaterra, donde su maestra de voz es la directora, Karen Holvik.

“Mi maestra me está preparando de forma tal que busca que pueda cantar hasta los 70 años sin gastar mi voz, no obstante, soy realista, así que también estoy estudiando Relaciones Internacionales, por si mi voz me fallara”, compartió la chica, quien reconoce que para ser una artista primero se debe ser una persona bien balanceada.

Por otro lado, algo que llama la atención en esta joven es el orgullo por su abolengo nicaragüense, porque dice que la tierra está en su sangre, sin obviar que aunque se le dificulta el español, ella se esfuerza por practicarlo, porque lo considera parte de su cultura y de su herencia. Quería darle un homenaje a mi abuela, ella es con mi mamá el más grande soporte, soy de cinco generaciones de mujeres fuertes, el pasado el presente y el futuro.

El programa

Isabelle compartió que el concierto que hoy brindará en el Instituto Nicaraguense de Cultura Hispánica, que surgió por la idea de brindar un homenaje a su abuelita por el Día de la Madre, “es una selección amplia de música entre piano y voz, que puede darte una idea muy amplia entre teatro, canción artística y ópera”.

Afirmó que serán doce temas a través de los que compartirá con el público lo mejor de los grandes compositores.

Pianista

El talento de Isabelle brillará junto al de Christian Chao, una australiana que estudia en el mismo Conservatorio que ella y que comparten la ansiedad por especializarse en liedier.

Chao ve como fantástica esta oportunidad de venir a Latinoamérica y porque la ve como la ocasión perfecta para poder unir su deseo y su música. Ella es alumna del profesor Cameron Stowe y su especialidad es el piano colaborativo, una fusión entre el artista y el piano.