•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El día llegó. Los dueños de floristerías, los gerentes de almacenes y de las tiendas en general, están felices. Es 30 de mayo, fecha en la que muchos hijos tratan de compensar la falta de tiempo y de dedicación hacia sus madres, con obsequios que en la mayoría de casos están destinados para que ella sea más eficiente en su rol doméstico: cocinas, planchas, microondas, lavadoras, etcétera.

Dedicar un día específico para celebrar al ser que nos trae al mundo es una tradición vigente alrededor del mundo, que varía de fecha según la decisión del gobierno que lo instaure. Respecto a esto, existe en nuestro país una confusión acerca del motivo por el cual se eligió el 30 de mayo como fecha para este festejo nacional.

Erróneamente se ha creado una “versión” que resulta un tanto mitológica, porque se le atribuye la decisión a un caudillo al que se le pone corazón y más aún se le coloca en la posición de un yerno que honra a la suegra, dos personajes que en el ideario colectivo resultan antagónicos en la mayoría de casos.

Se dice que Anastasio Somoza García decidió que el 30 de mayo sería del Día de la Madre en Nicaragua, debido a que en esa fecha había nacido su suegra y quería festejar perpetuamente el acontecimiento.

Ante tal versión, la Academia Nicaragüense de Historia y Geografía, institución encargada de evitar gazapos de esta índole, tomó cartas en el asunto y emitió un comunicado el 7 de junio del año 2011, el que Jorge Eduardo Arellano remitió a EL NUEVO DIARIO, para que contribuya a aclarar tal versión.

El comunicado presenta los siguientes puntos medulares:

Que el nombre de la suegra de Somoza es Casimira Sacasa, hija de Roberto Sacasa Sarria (27 de febrero, 1840 - 2 de julio, 1896) y de Ángela Sacasa Cuadra.

Que la señora Casimira Sacasa no nació un 30 de mayo, sino el 18 de enero de 1872 y falleció el 28 de junio de 1953. Por tanto, Somoza García no pudo rendir tributo alguno a su suegra el día de su natalicio, ya que no fue el 30 de mayo.

Que la fecha exacta del inicio oficial del 30 de mayo como Día de la Madre en Nicaragua fue el 5 de julio de 1940, cuando se publicó en La Gaceta, diario oficial No. 148, el Decreto 69, del 29 de mayo del mismo año, que así lo establecía.

Que dicha fecha se modificó, pasándola al último domingo de mayo, de acuerdo con La Gaceta, diario oficial No. 72, del 26 de mayo de 1977, que publica el Decreto 589, del 20 de noviembre de 1966, el cual disponía tal modificación.

Que el Gobierno de Reconstrucción Nacional, en La Gaceta, diario oficial No. 128, del 7 de junio de 1980, restituyó la fecha original del 30 de mayo, al difundir el Decreto 440, del 24 de mayo de 1980, que ordenaba dicha restitución.

En fin, más allá de la fidelidad histórica, también es importante tomar conciencia de que ese ser merece más que simples obsequios materiales, hijos que la honren y la llenen de dicha durante toda la vida.