•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Sumergirnos en un mundo sin fronteras es posible cuando el idioma está regido por la música y el baile. El viernes 22 de junio, la Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío recibió en su escenario lo mejor de varias culturas: La sensualidad del belly dance, la elegancia del flamenco y la pasión de nuestras danzas folclóricas se unieron en un mismo espacio.

Toda esta fusión de talento tenía por objeto reunir fondos y apoyar al hogar de ancianos de Jinotepe. El encuentro fue posible gracias a la fusión del Ballet Macehuatl, bajo la dirección de René Jaime, la Compañía Nicaragua a Ritmo de Flamenco, del maestro Heriberto Mercado, el grupo Ishtar, dirigido por el profesor Frank Larios, el grupo Jazz, de Juan Carlos García, y las guitarras de Denis Miranda.

La invitada especial de la noche fue Lori Clarck mejor conocida en el mundo artístico como Yasmina, quien por cuarta vez llegó al país, y cuenta con vasta experiencia en danzas de Oriente Medio.

Su aparición sobre el escenario fue esperada toda la noche, y el resultado fue ver frente a nuestros ojos un espectáculo asombroso y realmente imponente. Aunque su rostro nos recuerda a la guapa actriz Sarah Jessica Parker, sus movimientos definitivamente cuentan con su propio sello.

La vimos espectacular en una danza de velos, mantener su estilo con candelabros y la danza de la espada que no podía faltar, en un show complejo que puso de manifiesto su experiencia.

También dentro de nuestros valores nadie podía dejar de asombrarse por la calidad danzaria de Heriberto Mercado al ritmo de flamenco. Su participación estuvo ataviada de energía y seguridad.