•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Esmas.com

Sin embargo, su regreso a Hollywood a veces hace que no pueda dedicarse tanto a su hija Valentina como le gustaría, por lo que no dudaría en apartarse de su trabajo para centrarse a tiempo completo en su educación si fuera necesario.

“Todo funciona muy bien. Valentina es muy lista y es muy joven. Si más tarde mi trabajo se interpone en su desarrollo, simplemente dejaré de trabajar. Por ahora, funciona, voy día a día. Si en el futuro ella tiene que estar en París y la separación fuera demasiada, dejaría de trabajar”, declaró Salma Hayek a USATODAY.com.

Pero el gran apoyo en la vida de Hayek es su marido, François-Henri Pinault. La estrella asegura que no sería capaz de mantener su ajetreado ritmo de vida si no fuera porque su pareja sabe tranquilizarla en los momentos críticos.

“Tengo mucha ayuda de mi marido. Necesitas tener una pareja. Cuando me pongo de los nervios, él me dice: “No te preocupes, todo irá bien”. ¿Te puedo ayudar?’. Él me calma. Soy mucho más histérica que él. Muchas mujeres no reciben el apoyo de sus maridos en su vida profesional”, expresó.