•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Esmas.com

Según Jennifer, no tiene sentido quedarse sentada esperando siempre las cosas buenas que pasarán en el futuro.

“¿Una vida perfecta, eso es un cliché, no crees? Es como si para ser feliz necesitaras tener una casa, un marido o hijos. ¡Los niños son problemáticos!”, declaró a la edición española de GQ.

Después de su fracaso matrimonial con Brad Pitt, que actualmente está comprometido con Angelina Jolie, la estrella prefiere relajarse con las ventajas que su actual relación le ofrece, por lo que no tiene en sus planes casarse.

“El matrimonio es un camino que siempre acaba bien”, añadió.

Sin embargo, las cosas se han puesto serias entre Jennifer y su novio, ya que recientemente ambos adquirieron una residencia valorada en 21 millones de dólares en Beverly Hills. La propiedad incluye su propio viñedo y ha sido recientemente remodelada antes de que la pareja se mude.

La artista parece haber alcanzado por fin sus objetivos, por lo que no duda en asegurar que “los 40 son grandiosos”.