•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A sus 88 años, con un mundo de literatura vivido mediante la lectura y cientos de artículos de opinión escritos, Manuel Aragón Buitrago dice que él no tiene ‘pedigrí académico porque apenas cursó hasta cuarto grado de Primaria, en el Salesiano de Granada, pero nací con el amor a los libros, a la lectura, a la poesía, a las cosas bellas y eso es natural en mí, y sé que no hay nada mejor que los poetas naturales, por eso no olvido lo que dijo José Martí: ‘El hombre natural ha vencido al escritor exótico’”.

Aragón se reconoce como uno de esos amantes de la lectura que no descansan nunca, también como un creador de poesía, aunque la conserva inédita, y un dariano, según sus propias palabras, sin embargo, sus estudios sobre Rubén Darío son ráfagas que levantan a cualquier amante del panida de su butaca.

“Es un caso que para mí no es delicado pero que para mucha gente sí lo es. Lo que pasa es que al nicaragüense se le ha criado en esa cultura exagerada de admiración a Rubén Darío, que fue un hombre de carne y hueso que cometió muchos errores y escribió cosas con las que no estoy de acuerdo, pero aquí la gente tiembla cuando se le critica.

Rubén Darío criticó a Aristóteles, a Andrés Bello, al poeta Joaquín Olmedo, a Friederich Nietzche, pero sus críticas fueron desafortunadas. Y si él criticó, por qué no se le va a criticar a él”, aseveró.

El lunes 9 de julio, a las seis y treinta de la tarde, en el Teatro Nacional Rubén Darío, este autodidacta presentará un trabajo acerca de ese lado del Príncipe de las Letras Castellanas que según él se ha mantenido oculto.

Al visitarlo en su humilde vivienda, ubicada en La Racachaca, adelantó que “todo lo que hablo lo baso en los escritos de Darío y los argumentos que uso él mismo me los da, yo los ocupo como un boomerang, esta actividad será para hablar del racismo en Darío, porque en su artículo La raza de Cham llega al extremo de burlarse de los negros y hasta los trata como monos. Se refiere a ellos diciendo “la macacada” y ¿qué cosa es un macaco? Según lo que me dice Larousse, es un mono de mediana estatura. Entonces, ¿cómo es posible que descienda tan bajo? Darío llega a la vulgaridad y según lo que dice Aristóteles, la vulgaridad rebaja al-----

Además, Aragón Buitrago dijo que “si usted lee el artículo Dinamita hay que ver cómo pinta a los obreros cuando están reunidos y llega hasta burlarse de los mártires de Chicago que fueron exaltados por José Martí. Y causa gracia porque el 24 de mayo de 1893, Darío se encuentra con Martí le dice maestro, pero en realidad él fue la antítesis completa del hombre al que llamó maestro, porque La raza de Cham es opuesta a Mi raza, de Martí, si lees Dinamita y lees Un drama terrible es fácil ver la diferencia entre ellos”.

Por otro lado, afirma que Darío olvidó que el pensar y el pensamiento pertenecen a la inteligencia y que el poeta debe esforzarse por alcanzar júbilo y placer estético, además no debe ofender ni herir a nadie.

“Yo noto en el culto a Darío mucha ignorancia y mucho exceso de alabanza. Aquí aman a Darío con delirio y sin conocerlo, y el diccionario me dice que delirio es un estado de excitación violenta en el que no se obedece a la razón. Soy dariano pero si ser dariano consiste en solo alabarlo no lo soy, soy un bibliógrafo de la obra de Darío y si los otros lo han alabado tanto, pues es bueno que se me permita a mí hablar de la otra cara de él”, concluyó.

Sin lugar a dudas, esta conferencia será polémica.