•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Palabras Mágicas

Puntaje 10/10

Nicaragua es un país en proceso de cultivar una industria de cine, mientras ocurre eso las salas, los videos y hasta la piratería en la calles se llenan con el cine de Hollywood, para bien y para mal. Así, las películas producidas en el país nos resultan casi mágicas e inalcanzables en costo y espacio.

Por segunda semana en el cine se mantiene la cinta “Palabras Mágicas” (para romper un encantamiento) un documental que logró entrar a los cines tímidamente y la cual ha recibido muy buena aceptación de los espectadores que cambiaron de ver “La Era de Hielo” y “El Sorprendente Hombre Araña” por ver este relato interesante realizado por la cineasta nicaragüense Mercedes Moncada.

Les comento que solo se está proyectando en Cinemas Galerías y no fue necesario añadirle un formato 3D para poder apreciar un extraordinario filme que no se trata de una autobiografía, sino que es una pieza audiovisual con una perspectiva emocional propia acerca de la revolución nicaragüense de los años ochenta expresada en primera persona por su creadora.

El relato inicia en el lago de Managua, en donde según se cuenta, están disueltas las cenizas de Sandino. Correcta utilización de simbologías que te permiten comprender hasta los detalles más pequeños que inician luego del derrocamiento del exdictador Anastasio Somoza. La temática es sintetizada muerte, dolor, pobreza extrema, poder político corrupto, es la Nicaragua que vivimos día a día.

El filme logra algo impagable con su puesta escénica: lubricar nuestros sentimientos al grado de sentirnos involucrados en la historia, es su simbolismo el que nos acerca a la vivencia que narra Mercedes. Es una película que nos toca en los hombros para conversar con nosotros y si cumplimos fielmente el significado de la palabra patriotismo.

Este trabajo audiovisual estará presente también en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara en México. Un producto que viene de la historia y que es contada con la sutileza necesaria para comprender que vivió, vive y vivirá su creadora y nosotros mismos. Muy recomendada.