•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Puntaje 6 -10

¿Cómo descubrir a un doble agente? Esto es precisamente lo que tendremos que intentar averiguar con el “El espía que sabía demasiado”, donde el director Tomas Alfredson nos presenta un juego de ajedrez mental, en el que un hombre deberá descubrir los secretos que esconde la organización para la que trabaja.

La historia se desarrolla en los años 70, durante la Guerra Fría, el agente George Smiley está preparándose para su retiro, pero se le encomienda una misión especial: deberá encontrar a un espía dentro de las altas esferas de la organización que durante años ha estado infiltrado.

En el camino encontrará historias de traición, mentiras e intrigas que jamás imaginó que existían. Esta cinta de espionaje es una adaptación de la novela de John Le Carré, que da nombre al filme en su título original. Lo destacado de esta cinta es la actuación de Gary Oldman, el cual le valió una nominación a mejor actor en los premios de la Academia 2012.

Su complicada estructura narrativa demanda al espectador estar muy atento sobre lo que ocurre en la trama, pues de otro modo es muy fácil perderse.

Este es el mayor problema con el filme, y es lo que le ocurre a la mayoría de adaptaciones literarias.

Otro de los conflictos que hay con la narrativa, es que ciertos recursos en lugar de ayudar a que sea más interesante, la hacen un poco aburrida.

Un ejemplo de esto son los flashbacks (recuerdos) poco reveladores y mal empleados que apoyan con el desarrollo de los acontecimientos. Asimismo, espacios de silencios en las escenas hacen que se pierda fácilmente la atención sobre lo que ocurre. De este modo, la cinta termina por volverse pesada por su estilo narrativo y cansado en el aspecto visual que, aunque captura la esencia de la época de la Guerra Fría, resulta poco atractiva.

Para quienes están acostumbrados a las explosiones, tiroteos y persecuciones, les comento que en esta cinta son escasas para no decir nulas. Todo ocurre a través de conversaciones, deducciones y juegos de miradas. En resumen, “El espía que sabía demasiado”, con todo y su reparto de icónicos actores británicos, no convence del todo.

 

Recuerda: Puedes seguirnos a través de Facebook: EN EL CINE o por Twitter: @enelcinenic