• |
  • |
  • END

El pianista holandés, Mike del Ferro, llegó a Nicaragua para ofrecer conciertos de jazz en Managua, Granada y León, encuentros auspiciados por las Embajadas de los Países Bajos y Estados Unidos.

Del Ferro, ganador del Primer Premio el Europe Jazz Contest de Bruselas, tendrá su primera presentación en la Ruta Maya el jueves 4 de septiembre, donde estará acompañado musicalmente por Eduardo Araica --en la guitarra--; Yader Widdy, en el bajo; y Gabriel Fonseca, en la batería.

El pianista nació en Ámsterdam, en 1965; es hijo del gran tenor Leonardo del Ferro, quien compartiera muchas veces con la gran María Calllas.

Inició sus estudios de piano clásico a la edad de 8 años y sucesivamente se interesa por el jazz, estudiando música contemporánea en el conservatorio de Ámsterdam, graduándose en 1990.

En 1989 se ganó el primer premio en el Rótterdam Jazzpiano Contest, y en el mismo año gana el primer lugar como solista en el Europe Jazz Constest de Bruselas, y el primer lugar en el Karlovy Vary Jazzcontest.

Su reputación como solista, músico acompañante, compositor y arreglista, lo lleva rápidamente a trabajar a nivel internacional a través de cientos de conciertos y grabaciones con importantes músicos del más alto nivel, entre ellos Toots Thielemans, Jack DeJohnette, Oscar Castro Neves, Deborah Brown, Scout Hamilton, Richard Galliano, This van Leer (Focus), Jan Akkerman, Harold Land, Norman Winstone, Benny Bailey, Candy Dulfe, entre otros.

Con Sideman ha grabado docenas de álbumes, variando desde el jazz tradicional hasta la salsa. Ha trabajado para el cine de animación. Entre 1995 a 1997 tuvo a su cargo la cátedra de piano en el Royal Conservatory de Gent, en Bélgica.

La fusión entre la música de los grandes maestros y el jazz, cuando no es gratuita y antojadiza, deviene en un producto inspirador y tonificante para el alma. En este sentido, Mike del Ferro ha entrado a formar parte de la selecta lista de aquellos que han osado pasar ambas fronteras con resultados de excelencia musical.

Los flirteos entre estos dos géneros prácticamente iniciaron desde los primeros años de conformación del jazz como orden musical regido por leyes propias e independientes.

Sin embargo, ortodoxos de ambos lados persisten en defender la pureza de un sonido histórico, sin percatarse, o bien practicando la indiferencia, que el entorno ha provocado esta unión para beneficio de la música misma.

Su primera presentación en Managua será en la Ruta Maya, a partir de las 8:30 de la noche.